García-Alix retrata el inicio de temporada de La Fragua

García Alix en el taller de retrato que imparte en La Fragua | imagen:  Cobertura Photo
El taller El retrato, impartido por el Premio Nacional de Fotografía Alberto García-Alix, inicia el curso en la residencia de artistas de Belalcázar

El retrato A Alberto García-Alix (León, 1956) lo marcó en el año 1981 ver una exposición de August Sander, un fotógrafo alemán de entreguerras, en el Instituto Alemán. No solo era el poder de la imagen, era la poesía que encerraban aquellas imágenes del artista alemán lo que noquearon al entonces joven fotógrafo castellano. Y cayó en trance. Viendo las fotografías del alemán resulta más fácil explicar la larguísima trayectoria de García Alix, poblada de retratos directos, caracterizados por la sencillez, utilizando siempre el blanco y negro y la fotografía analógica.

Desde el pasado día 29 y hasta mañana día 2, el fotógrafo, Premio Nacional de Fotografía en 1999, imparte un taller de retrato que abre la temporada de La Fragua/The Forge, la residencia internacional de artistas localizada en Belalcázar. En él se está abordando el retrato en sus diversas  formas y manifestaciones. Un encuentro "muy práctico", en el que los participantes se enfrentan al acto fotográfico de la mano de uno de los grandes maestros. A lo largo de estos días, los alumnos están conociendo aspectos de la manera de entender la fotografía de García Alix , su acto creativo y su proceso de trabajo.

Ante 18 alumnos, el fotógrafo, de formación autodidacta, explica estos días qué le distrae a la hora de hacer un retrato; cuántos disparos suele hacer ("para la buena foto nunca se tiran muchos disparos"); el tiempo que dedica a decidir el espacio donde se va a hacer la foto, la luz… ; como logra parar la tensión interior para que el retratado se hipnotice él mismo con el objetivo, que se mantenga ahí.

Para el artista,  fotografiar "es un poco domesticar". Y si hay complicidad y le dan tiempo, los retratos "funcionan".

Esta noche tendrá lugar una proyección publica y gratuita para los Belalcazareños de De donde no se vuelve, un documental biográfico en el que García-Alix, a través de su propia voz, reflexiona desde un presente subjetivo sobre su pasado y el de la fotografía, conduciendo al espectador por su propia biografía. Un viaje a la memoria en un "monólogo infinito", mediante el cual el artista acerca su lado más íntimo y poético, cuyo eje  se fundamenta en la obra audiovisual del mismo nombre.

García-Alix protagonizó en 2007 una retrospectiva en el prestigioso Festival de Arlés. El Museo Reina Sofía le dedicó una gran exposición en 2009. Su última exposición, en la sala Tabacalera, de Madrid, hasta el pasado 10 de abril, ahondó en su camino de la distorsión de la realidad con metáforas visuales.

Javier Orcaray, director de La Fragua, quien define al fotógrafo como "un amor", recibe a partir de hoy a los primeros artistas en residencia de la temporada. Entre ellos, Enrique del Castillo, Vanesa Donosso, Quiela Nuc, June Crespo, el colectivo internacional Kandor13 o Romain Mader, que será el residente becado por la UCO para investigar sobre la imagen. También "muy destacable" será la residencia de Barbara Massart, gracias a la Beca Ikario para artistas con discapacidad.

El 7 de mayo visitará La Fragua Josefa Cortés, directora del Museo Vostell Malpartida, quien realizará una presentación sobre la institución que dirige. La programación anual incluirá, como todos los años, actividades frecuentes de exposiciones, trabajo colaborativo entre artistas-comunidad, talleres para los niños, así como los ya clásicos eventos Solo de Danza, Concierto de Verano y el festival de otoño (Aniversario de La Fragua).

La producción e investigación artística realizada en Belalcázar seguirá contando con CoMbO, la plataforma de visibilización de proyectos en la ciudad de Córdoba.

[vimeo id="34549728" width="620" height="349"]

Etiquetas
stats