'Nomadland' viaja de hacer historia en los Oscars al cine de verano

Nomadland

Nomadland (Chloé Zhao)

Cine Olimpia. Martes 3 y miércoles 4. 22 h. Función única.

El filme que hizo historia en los Oscars de la pandemia, Nomadland, basado en el libro de Jessica Bruder ‘País Nómada’, y que otorgó una estatuilla a su directora, Chloé Zhao -la segunda mujer y la primera asiática en ganarlo- y la segunda a la maravillosa actriz Frances McDormand vuelve a la cartelera del cine veraniego.

La película, también ganadora del León de Oro del pasado festival de Venecia, retrata con aparente simplicidad la vida de una mujer cualquiera que ha sufrido un cataclismo vital como tantas trabajadoras de la clase media: una profesora venida a menos por la crisis que entra en la corriente de trabajadores temporales que vagan por su país a la caza de empleos precarios, como el que les ofrece Amazon en la época navideña.

Es la nueva clase obrera, la misma que alzó a Trump tras dejar de ser el caldo de cultivo base del Partido Demócrata. Frances McDormand confirma que es el rostro perfecto para encarnar a esa América profunda (ya lo hizo en Tres anuncios en las afueras). En resumen, una poética película sobre los estragos de la crisis y la búsqueda del norte de la gente común.

Peter Rabbit 2: A la fuga (Will Gluck) 

Cine Coliseo de San Andrés. Martes 3 y miércoles 4. 22 h. Función única.

Tras el éxito de Peter Rabbit en 2018, en Sony no han dudado y en primavera llegó su secuela, ‘Peter Rabbit 2: A la fuga’, una nueva aventura basada en los divertidos personajes escritos por la novelista infantil Beatrix Potter a principios del siglo XX.

Según la sinopsis oficial, en ‘Peter Rabbit 2: A la fuga’ nos reencontraremos con Bea, Thomas y los conejos. Han logrado crear una familia improvisada pero, a pesar de sus mejores esfuerzos, Peter no parece sacudirse su traviesa reputación. Aventurándose más allá del jardín, se encuentra en un mundo que aprecia sus trastadas pero, cuando su familia lo arriesga todo por ir en su búsqueda, Peter deberá decidir qué tipo de conejo quiere ser.

Madame Curie (Marjane Satrapi)

Cine Delicias. Martes 3 y miércoles 4. 22 h. Función única.

La mujer que dibujó, escribió y dirigió Persépolis, la iraní Marjane Satrapi, se pone tras la cámara para reivindicar a una mujer pionera dentro y fuera de la ciencia, Marie Curie (Varsovia, Polonia, 1867). En esta ocasión la científica late bajo la piel de la actriz británica Rosamund Pike.

La película cuenta la historia de la química Marie Curie y su marido, Pierre Curie, basándose en la novela homónima de Lauren Redniss. El matrimonio desarrolló la teoría de la radioactividad y descubrieron el radio y el polonio. El trabajo de toda una vida y las consecuencias que conllevaron sus descubrimientos enmarcados en una película que refleja el comienzo de la era nuclear.

Curie, quien murió el 4 de julio de 1934 a causa de anemia aplásica, se licenció en física y matemáticas. Pudo estudiar por un pacto que hizo con su hermana Bronya, por el que mutuamente se pagaban los estudios. Su hija Irène, con quien también trabajó, también fue galardonada con el premio Nobel de Química, en 1935.

Una de las frases de Curie, quien, como no podía ser de otro modo, también enfrentó al machismo, fue: “Nada en este mundo debe ser temido, solo entendido”. Su nombre real fue Maria Salomea Sklodowska.

El padre (Florian Zeller)

Cine Fuenseca. Martes 3 y miércoles 4.. 22 h. Función única.

El Padre le dio este año su segundo Oscar a Anthony Hopkins -el primero lo consiguió por El silencio de los corderos en 1991- después de haber dejado boquiabiertos y con lágrimas en los ojos a los espectadores de festivales, salas de cine y alguna plataforma. Con una dirección de actores espectacular, un montaje de lujo y dos de los mejores actores del mundo, junto a Hopkins baila Olivia Colman, ambos en estado de gracia permanente, el filme es puro cine de la mano de un dramaturgo francés que se estrena en el séptimo arte.

Florian Zeller lleva quince años conquistando los escenarios de medio mundo y con la versión teatral de El Padre recibió el Molière en 2014. El dramaturgo decidió trasladar su obra al cine porque deseaba verla interpretada por Anthony Hopkins. Cuando el actor recibió el guión no pudo negarse a aceptar este caramelo de personaje en el que es el padre del título, alguien que se aferra como puede a la memoria, mientras Colman interpreta a la hija desesperada y sobrepasada por las circunstancias.

Lo novedoso con respecto a otras películas que retratan la desintegración de los laberintos de la memoria es que lo hace desde el punto de vista de quien sufre el infierno del olvido. El filme nos hace partícipes de la destrucción del mundo de alguien que ya no comprende aquello que pasa ante sus ojos y no reconoce a quienes un día amaron u odiaron.

A todo ello se añade la maestría del montaje de Yorgos Lamprinos, una verdadera lección magistral en la materia, que aporta la dosis perfecta cinematográfica a una dramaturgia teatral. Tremenda en todos los sentidos.

Etiquetas
Publicado el
3 de agosto de 2021 - 06:05 h