Los espectáculos no podrán exceder de 30 personas en espacio cerrado y de 200 al aire libre

Concierto de Vicente Amigo por el 30 aniversario del Gran Teatro | MADERO CUBERO

Los establecimientos para actos y espectáculos culturales, sean abiertos o al aire libre, podrán reabrir con un tercio de su aforo autorizado en la fase 1 de la desescalada, en la que entran la mayoría de autonomías el próximo 11 de mayo. En todo caso, en lugares cerrados, no podrá haber más de treinta personas en total y, si son al aire libre, dicho aforo máximo será de doscientas personas.

Así lo refleja la orden publicada por el Ejecutivo en el Boletín Oficial del Estado (BOE), de 9 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad.

Entre otras medidas, los espectadores deberán estar sentados, en asientos numerados y mantener la distancia de seguridad en todo momento. Para ello, se establecerán marcas de distanciamiento en el suelo en el acceso y desalojo de la sala. La salida del público al término del espectáculo se deberá realizar de forma escalonada por zonas, para garantizar así la distancia entre personas. La norma recomienda que no existan intermedios y no se permiten los servicios de tienda, cafetería o guardarropa.

Se recomienda también la venta telemática de entradas, aunque también está permitida la compra en taquillas. En ningún caso se entregarán libretos, programa o documentación en papel.

Cuando haya varios artistas simultáneamente en el escenario, la dirección artística procurará que se mantenga la distancia sanitaria de seguridad en el desarrollo del espectáculo. Al igual que sucede en los rodajes de cine, cuando en los espectáculos no pueda mantenerse una distancia de seguridad adecuada, ni puedan emplearse equipos de protección adecuados al nivel de riesgo, se atenderá a medidas de seguridad diseñadas para cada caso particular a partir de las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Tanto en las representaciones como en los ensayos se garantizará la limpieza y desinfección de todas las superficies e instrumentos con las que puedan entrar en contacto los artistas antes de cada ensayo y el vestuario o los equipos técnicos no se compartirán sin desinfección previa.

Los museos podrán abrir en la fase 1 con un aforo del 30% sin audioguías y guardando 2 metros de distancia

Los museos podrán abrir en la fase 1 de la desescalada, en la que la mayoría de autonomías entran el próximo 11 de mayo, con un 30 por ciento de aforo, manteniendo una distancia de seguridad de dos metros y con los elementos táctiles para el visitante inhabilitados, sin audioguías ni folletos. La reducción del aforo deberá aplicarse a cada una de sus salas y espacios públicos.

Así lo refleja la orden publicada por el Ejecutivo en el Boletín Oficial del Estado (BOE), de 9 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad

Los museos que decidan abrir deberán llevar a cabo una limpieza y desinfección periódica del museo. No obstante, se deberá valorar que las superficies a tratar revistan o no valor histórico o artístico, adecuando el producto desinfectante al bien cultural sobre el que se vayan a aplicar. En los procedimientos de limpieza se incluirán también las superficies exteriores de vitrinas que hayan podido ser tocadas por el visitante.

En todo caso, los museos deberán adecuar sus instalaciones para garantizar la protección tanto de los trabajadores como de los ciudadanos que los visiten. Entre otras medidas, se podrá establecer la alteración de recorridos, la ordenación de entradas y salidas, o la exclusión de salas que no permitan mantener la distancia mínima deseguridad. Solo estarán permitidas las visitas y no se permitirá la realización de actividades culturales ni didácticas.

Estas visitas serán individuales, entendiendo como tales tanto la visita de una persona como la de una unidad familiar o unidad de convivencia análoga, siempre que se mantenga la distancia de seguridad interpersonal de dos metros.

El límite de aforo previsto será objeto de control tanto en la venta en taquillas como en la venta online de entradas. Para ello, si fuera necesario, cada museo pondrá a disposición del público un número máximo de entradas por tramos horarios y se recomendará la venta online de la entrada y, en caso de compra en taquilla.

Todo el público, incluido el que espera para acceder al museo, deberá guardar una distancia de seguridad interpersonal de dos metros, A estos efectos, se deberán colocar en el suelo vinilos u otros elementos similares para marcar dicha distancia en zonas de acceso y espera. El personal de atención al público recordará a los visitantes la necesidad de cumplir esas pautas tanto en las zonas de circulación como en las salas de exposición. El servicio de consigna no estará disponible.

En las zonas de acceso y en los puntos de contacto con el público, tales como taquillas o mostradores de información, se ubicarán dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados.

Se instalarán mamparas o elementos de protección similar en aquellos puntos tales como taquillas o mostradores de información que impliquen un contacto directo entre trabajadores y público visitante. Asimismo, deberá establecerse la señalización necesaria en los edificios e instalaciones, e informar a los ciudadanos a través de sus páginas web y redes sociales de las medidas de sanidad e higiene de obligado cumplimiento durante las visitas, y de las que correspondan en su caso a las Administraciones o entidades titulares o gestoras de los mismos.

Cultura distribuye a las CCAA un documento técnico para gestionar la reapertura de los museos

El Ministerio de Cultura y Deporte ha redactado un documento para gestionar la desescalada en los museos, que ofrece una "visión integral", con medidas técnicas de prevención de aplicación a la visita pública y a las colecciones, según ha informado el Ministerio.

El texto también tiene el objetivo de establecer un marco de referencia común para afrontar "con garantías" el futuro inmediato en el escenario que deja la crisis de la Covid-19.

El documento de planificación, fruto del consenso y el trabajo de los profesionales de los museos del Ministerio, se ha distribuido a las consejerías de Cultura de las comunidades autónomas y a instituciones y organismos vinculados al sector de los museos.

El texto propone una reflexión sobre las prioridades del museo pospandemia y sobre las nuevas formas posibles de interacción social.

"En el nuevo escenario no tienen cabida, al menos a corto plazo, ni la afluencia de numeroso público propiciada por el turismo y las exposiciones de impacto, ni la realización de actividades socioeducativas de carácter grupal", señala el documento.

La guía recomienda avanzar en el tratamiento digital de las colecciones y "ofrecer los contenidos del museo de forma imaginativa a través de diferentes formas de comunicación virtual".

El documento, sujeto a las actualizaciones que se deriven de las medidas generales adoptadas por las autoridades sanitarias, expone recomendaciones y pautas de actuación en tres ámbitos: la prevención de riesgos laborales en la reincorporación al trabajo de los empleados públicos; la conservación de los bienes de interés cultural; y la atención al público.

En el primer caso, propone la reincorporación laboral de forma escalonada, por turnos y con prioridad al teletrabajo y la conciliación laboral. Las instrucciones sobre el regreso de los empleados públicos las marcarán el Ministerio de Política Territorial y Función Pública y la Subsecretaría de Cultura y Deporte.

En este contexto, recomienda también evitar las reuniones y desplazamientos y su sustitución por videoconferencias.

En el ámbito de la conservación de los bienes de interés cultural, el documento insta a seguir la guía de 'Recomendaciones sobre procedimientos de desinfección en bienes culturales con motivo de la crisis por Covid-19', publicada por el Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE), así como el protocolo de actuación elaborado por el Grupo de Trabajo del Plan de Salvaguarda de Bienes Culturales ante Emergencias de la Subdirección General de Museos Estatales.

En el apartado de atención al público, el texto indica que las actuaciones se basarán en el cumplimiento de las tres medidas de control fundamentales para garantizar la seguridad sanitaria (distanciamiento social, control de aforo y medidas de higiene), y las normas incluidas en la orden ministerial de Sanidad.

Las actividades culturales se reanudarán con la limitación del aforo a un tercio y se reforzará el diseño de recursos educativos, científicos y divulgativos de carácter digital, que permitan al museo cumplir su función como institución cultural y transmisora de conocimiento, por medios alternativos a los presenciales.

Las bibliotecas, archivos y salas de investigación de los museos no estarán disponibles al público hasta que se superen las fases de desescalada y se primará, en todo caso, la asistencia por vía telemática.

Etiquetas
stats