Cultura autoriza las obras en el Templo Romano de Claudio Marcelo

Vista áerea del Templo Romano, rodeado por las calles Capitulares y Claudio Marcelo | MADERO CUBERO
El proyecto del Ayuntamiento prevé intervenir en la restauración de las estructuras y de las antérides

El delegado territorial de Cultura, Turismo y Deporte, Francisco Alcalde, que preside la Comisión de Patrimonio Histórico, ha comunicado que la misma ha informado favorablemente el proyecto, presentado por el Ayuntamiento, de puesta en valor del Templo Romano, conservación y restauración de las estructuras del Templo y de las antérides. Este proyecto tiene por objeto la conservación y restauración de las estructuras arqueológicas pertenecientes al Templo Romano y del muro de contención de la terraza superior, así como la puesta en valor de este Monumento.

El Templo Romano de Córdoba se declaró Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, por Decreto 160/2007 de 29 de mayo. Asimismo forma parte del Conjunto Histórico de Córdoba, protegido desde el año 1929, y se encuentra inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz.

Por lo que respecta a su entorno, se trata de un espacio urbano que ha experimentado importantes modificaciones a lo largo de la historia de la ciudad, desde la construcción de la muralla fundacional romana, el posterior complejo de culto imperial en la época de Augusto, su reutilización como elemento defensivo en el período emiral y califal, la construcción del convento de San Pablo en 1241, la construcción de las Casas Consistoriales en el siglo XVI, la apertura de la calle Claudio Marcelo a finales del siglo XIX, la demolición del viejo Ayuntamiento, el descubrimiento y posterior restauración del Templo romano, o la realineación de la antigua plaza del Salvador. En la actualidad el tejido residencial del entorno está configurado por edificios renovados a lo largo del siglo XX.

El proyecto informado favorablemente por la Comisión, plantea actuaciones necesarias de consolidación y restauración de las estructuras arqueológicas del Templo Romano y de la anastilosis que se realizó a mediados del siglo pasado.

Asimismo, la Comisión de Patrimonio ha indicado la necesidad de reconsiderar algunas de las actuaciones previstas en el proyecto, relativas a la puesta en valor del bien. El delegado ha informado también que este proyecto se enmarca en la Plan Turístico de Grandes Ciudades. Por ello, con el informe favorable de la Comisión, como ya ocurrió en la sesión del mes de mayo, en la que se actuó de la misma forma en la remodelación de la calle Capitulares, se consigue un doble objetivo: el cultural, protegiendo y poniendo en valor el patrimonio histórico así como el turístico, favoreciendo las actuaciones y la ejecución del Plan Turístico, financiado por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Córdoba.

Etiquetas
stats