El Colegio de Arquitectos promueve la conmemoración del centenario de Rafael de La-Hoz Arderius

Un libro sobre la obra de Rafael De La-Hoz Arderius.

El Colegio de Arquitectos de Córdoba ha difundido un comunicado para promover la conmemoración del centenario del nacimiento de Rafael de La-Hoz Arderius que se cumplirá en 2024, invitando a las instituciones y a la sociedad civil a organizar una programación de actividades que culmine con tal conmemoración.

"Consideramos oportuno invitar a las distintas instituciones - De La-Hoz fue arquitecto provincial en Ia Diputación, Hijo Predilecto de Córdoba, presidente de los arquitectos de Córdoba, de España y del mundo- a promover un conjunto de actividades que culminen en Ia celebración de su centenario en 2024, impulsado desde Ia sociedad civil y apoyado por instituciones públicas y privadas. Una celebración, en definitiva, que sirva de punta de encuentro, pero que a Ia vez pueda ser inicio de nuevas caminos. Como el, con total seguridad, desearía", rubrica el decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Córdoba, Juan Eusebio Benito, junto a los arquitectos Rafael Obrero y Francisco Daroca.

En su escrito, consideran que estando ya próximos al centenario de su nacimiento (9 de octubre de 1924), "es el momento de que Ia sociedad civil en su conjunto impulse un reconocimiento acorde al valor de sus aportaciones al paisaje de nuestras ciudades, a Ia cultura contemporánea y al conocimiento de Ia propia riqueza patrimonial, un reconocimiento a su condición de figura principal de Ia cultura contemporánea, cordobesa y española, que trasciende, por su importancia, lo local y Ia propia arquitectura".

Recuerdan que, aunque nacido y muerto en Madrid, "puede afirmarse que La-Hoz, por familia, vivencia y profesión, fue esencialmente cordobés. Y un elemento imprescindible en el salto de una ciudad como Córdoba hacia un inmediato futuro progresista, optimista y abierto. Un perfil complejo, interesado y activo en todas Ia facetas de Ia arquitectura, desde Ia vivienda hasta Ia planificación, incluyendo las aportaciones teóricas, Ia redacción de instrumentos normativos que facilitaron Ia práctica arquitectónica; su energía, su ánimo descubridor e integrador de las artes plásticas contemporáneas; sus principios humanistas y su interés por conciliar patrimonio y desarrollo, que nos puede servir de inspiración en momentos como el actual para buscar y lograr mayores cotas de exigencia, creatividad y precisión ante los retos que afrontamos como sociedad", reconocen.

Sobre su trayectoria, destacan que "De La-Hoz ocupa, por méritos propios, un Iugar en Ia primera fila de los arquitectos de su generación en el ámbito nacional, y es uno de los raros ejemplos exportables a nivel internacional de Ia excelencia alcanzada por Ia arquitectura española de Ia segunda mitad del siglo XX. Córdoba, Madrid, Alicante, Santiago de Compostela, Torremolinos, Vigo, Sevilla... han sido afortunados lugares donde el arquitecto dejo su sello personal, su arquitectura original y genuina".

Y destacan la maestría del arquitecto: "Solidez, belleza y utilidad son los tres requisitos vitruvianos que debe reunir Ia buena obra de arquitectura. Solo las obras maestras consiguen conjugarlas plenamente, siendo esa Ia razón que nos hace sentir a gusto en ellas sin que necesitemos saber quiénes fueron sus autores y que principios las inspiraron. Y podrían ser precisamente las veces que hemos recorrido, disfrutado y apreciado, desde siempre, Ia arquitectura de Rafael de La-Hoz Arderius sin saber que era suya, Ia mejor prueba de su maestría en el dominio de Ia solidez, Ia belleza y Ia utilidad".

Etiquetas
Publicado el
28 de junio de 2021 - 06:00 h