El C3A exhibe la mayor exposición de Equipo 57 hasta la fecha

Un total de 223 piezas forman parte de la exposición antológica sobre Equipo 57 que se inaugura este jueves en el Centro de Creación Contemporánea de Andalucía (C3A), y que constituye la mayor muestra expuesta en Córdoba hasta la fecha del trabajo de uno de los grandes grupos creativos de las vanguardias españolas del pasado siglo.

En la presentación a la prensa han estado el director del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), Juan Antonio Alvarez Reyes, comisario de la exposición junto a Yolanda Torrubia, y el el arquitecto cordobés, Juan Cuenca (Puente Genil, Córdoba, 1934) uno de los componentes del Equipo 57, un colectivo artístico de enorme peso formado por Ángel Duarte (Aldeanueva del Camino, Cáceres, 1930-2007), José Duarte (Córdoba, 1928- 2017), Agustín Ibarrola (Basauri, Vizcaya, 1930) y Juan Serrano (Córdoba, 1929-2020).

La exposición que se inaugura este jueves y que estará abierta al público hasta el 28 de febrero de 2022, recoge parte de la producción artística del Equipo 57 en sus diferentes disciplinas, un total de 230 obras, desde la pintura a la escultura, pasando por el gouache, diseño, dibujos, mobiliario, etcétera, todas forman parte de la colección permanente del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Además, su periodo de exhibición va a coincidir con Alhambra, la última instalación de Juan Serrano.

Álvarez Reyes ha recalcado que el CAAC cuenta en su colección con una cantidad muy representativa de piezas de Equipo 57, que además donó a la institución en 2007 gran parte de su archivo, conjunto que puede verse en esta muestra de Córdoba, ciudad de procedencia de la mayoría de los miembros del colectivo.

La exposición

En la muestra se presenta la versión remasterizada del “Film Experiencia nº1. Base Teórica: Interactividad del espacio plástico” de 1957. En esta obra fílmica el Equipo 57 intentó conciliar la investigación plástica con la reflexión científica. Para ello adopta una metodología de trabajo basada en la discusión e investigación previas a la ejecución colectiva de las obras artísticas. La necesidad de expandir el espacio plástico les lleva a formular la teoría de la Interactividad del espacio plástico (1957), en la que afirman que la forma, el color, la línea y la masa no existen como elementos independientes y autónomos sino que todo es espacio, diferenciado por su función dinámica. 

En el apartado de la pintura el Equipo 57 concibe su trabajo como una labor de investigación y experimentación sobre el espacio y la forma, investigación que se traslada a todos los materiales y técnicas con las que trabajan. Coincidiendo con su exposición en la Sala Darro de Madrid en mayo de 1960, publican la Interactividad del espacio plástico en pintura.

Las primeras pinturas, que en su etapa formal inicial se caracterizan por los espacios geométricos de colores planos y la utilización de líneas que los atraviesan, fueron evolucionando desde una preponderancia de líneas rectas y curvas para separar los diferentes colores, hasta una concepción serial posterior en la disposición de los mismos.

La constante profundización del Equipo 57 en los conceptos básicos de la interactividad, generó toda una teoría sobre los volúmenes espaciales. En la escultura, tras hacer en los primeros años piezas de masa y volumen de apariencia orgánica que pueden conectar con los trabajos de Hans Arp, centran su investigación en las interrelaciones de planos y superficies con materiales como varillas de alambre galvanizado o escayolas. El Equipo 57 descubre que yuxtaponiendo dos o más paraboloides hiperbólicos se producía una continuidad espacial de doble curvatura que dotaba de mayor dinamismo a sus piezas.

Equipo 57 concibe su trabajo como una labor de investigación y experimentación sobre el espacio y la forma, a través de la cual desarrollan conceptos, métodos de trabajo y una actividad en general encaminada a la evolución social, hacia el hombre y la sociedad como objetivo último. Sus posturas ideológicas, radicalmente utópicas, son las que dotan de sentido a su obra. Así lo exponen en uno de sus primeros documentos: “El arte es más una disciplina de proyección social que un trabajo de justificación personal” (Equipo 57, Córdoba, 1957).

La aplicación práctica de sus teorías les lleva al diseño de prototipos de muebles funcionales, fácilmente montables y desmontables, a partir del ensamblaje de piezas.

El fondo documental del Equipo 57 ayuda a contextualizar las 223 obras de arte integradas en la colección del CAAC. Estos documentos ingresaron en el año 2009 mediante el procedimiento de donación, siendo su procedencia la de los propios integrantes del colectivo.

Fotografías, documentos y sobre todo cartas, más de 800 que quizá sea el grupo de escritos más interesante para conocer la filosofía y la intrahistoria del grupo, dado que sus miembros contaban con este medio, la carta en soporte papel (hoy día prácticamente extinguido), como la principal vía de comunicación y desarrollo teórico. 

Equipo 57 

Formado por Juan Cuenca (Puente Genil, Córdoba. 1934), Ángel Duarte (Aldeanueva del Camino, Cáceres, 1930-2007), José Duarte (Córdoba, 1928- 2017), Agustín Ibarrola (Basauri, Vizcaya, 1930) y Juan Serrano (Córdoba, 1929-2020).

Dos fueron los escenarios del Equipo 57, París y Córdoba. La capital francesa fue el lugar donde se juntaron y empezaron a exponer, apoyados por el artista danés Richard Mortensen y la galerista Denise René. Córdoba fue el lugar de trabajo y encuentro, también de exposición y donde ensayaron la integración entre las distintas disciplinas (pintura, escultura, diseño…).

El Equipo 57 estuvo en activo muy poco tiempo, desde 1957 a 1962, pero a pesar de ello su producción tanto artística como teórica fue extraordinariamente fecunda. Este colectivo tuvo un papel crucial en la historia del arte español de la segunda mitad del siglo XX, sobre todo por el modelo de actuación artística que propugnó y por la coherencia formal y conceptual de su obra.

La colección del CAAC alberga el conjunto más extenso que sobre el Equipo 57 existe en una institución cultural. En total son 223 obras, de las que hay siete pinturas, tres esculturas, dos muebles, 35 gouaches, 164 dibujos y 12 estampaciones, además del archivo con cerca del millar de documentos (sólo en cartas conserva más de 800 misivas en papel).

Nunca ha sido expuesto en su totalidad por lo que su presentación en el C3A, reivindica no sólo la capacidad transformadora que posee el arte más comprometido con su tiempo, sino también la búsqueda de dispositivos que permitan entenderlo como un método de conocimiento.

Un total de 223 piezas forman parte de la exposición antológica sobre Equipo 57 que se inaugura este jueves en el Centro de Creación Contemporánea de Andalucía (C3A), y que constituye la mayor muestra expuesta en Córdoba hasta la fecha del trabajo de uno de los grandes grupos creativos de las vanguardias españolas del pasado siglo.

En la presentación a la prensa han estado el director del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), Juan Antonio Alvarez Reyes, comisario de la exposición junto a Yolanda Torrubia, y el el arquitecto cordobés, Juan Cuenca (Puente Genil, Córdoba, 1934) uno de los componentes del Equipo 57, un colectivo artístico de enorme peso formado por Ángel Duarte (Aldeanueva del Camino, Cáceres, 1930-2007), José Duarte (Córdoba, 1928- 2017), Agustín Ibarrola (Basauri, Vizcaya, 1930) y Juan Serrano (Córdoba, 1929-2020).

La exposición que se inaugura este jueves y que estará abierta al público hasta el 28 de febrero de 2022, recoge parte de la producción artística del Equipo 57 en sus diferentes disciplinas, un total de 230 obras, desde la pintura a la escultura, pasando por el gouache, diseño, dibujos, mobiliario, etcétera, todas forman parte de la colección permanente del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Además, su periodo de exhibición va a coincidir con Alhambra, la última instalación de Juan Serrano.

Álvarez Reyes ha recalcado que el CAAC cuenta en su colección con una cantidad muy representativa de piezas de Equipo 57, que además donó a la institución en 2007 gran parte de su archivo, conjunto que puede verse en esta muestra de Córdoba, ciudad de procedencia de la mayoría de los miembros del colectivo.

La exposición

En la muestra se presenta la versión remasterizada del “Film Experiencia nº1. Base Teórica: Interactividad del espacio plástico” de 1957. En esta obra fílmica el Equipo 57 intentó conciliar la investigación plástica con la reflexión científica. Para ello adopta una metodología de trabajo basada en la discusión e investigación previas a la ejecución colectiva de las obras artísticas. La necesidad de expandir el espacio plástico les lleva a formular la teoría de la Interactividad del espacio plástico (1957), en la que afirman que la forma, el color, la línea y la masa no existen como elementos independientes y autónomos sino que todo es espacio, diferenciado por su función dinámica. 

En el apartado de la pintura el Equipo 57 concibe su trabajo como una labor de investigación y experimentación sobre el espacio y la forma, investigación que se traslada a todos los materiales y técnicas con las que trabajan. Coincidiendo con su exposición en la Sala Darro de Madrid en mayo de 1960, publican la Interactividad del espacio plástico en pintura.

Las primeras pinturas, que en su etapa formal inicial se caracterizan por los espacios geométricos de colores planos y la utilización de líneas que los atraviesan, fueron evolucionando desde una preponderancia de líneas rectas y curvas para separar los diferentes colores, hasta una concepción serial posterior en la disposición de los mismos.

La constante profundización del Equipo 57 en los conceptos básicos de la interactividad, generó toda una teoría sobre los volúmenes espaciales. En la escultura, tras hacer en los primeros años piezas de masa y volumen de apariencia orgánica que pueden conectar con los trabajos de Hans Arp, centran su investigación en las interrelaciones de planos y superficies con materiales como varillas de alambre galvanizado o escayolas. El Equipo 57 descubre que yuxtaponiendo dos o más paraboloides hiperbólicos se producía una continuidad espacial de doble curvatura que dotaba de mayor dinamismo a sus piezas.

Equipo 57 concibe su trabajo como una labor de investigación y experimentación sobre el espacio y la forma, a través de la cual desarrollan conceptos, métodos de trabajo y una actividad en general encaminada a la evolución social, hacia el hombre y la sociedad como objetivo último. Sus posturas ideológicas, radicalmente utópicas, son las que dotan de sentido a su obra. Así lo exponen en uno de sus primeros documentos: “El arte es más una disciplina de proyección social que un trabajo de justificación personal” (Equipo 57, Córdoba, 1957).

La aplicación práctica de sus teorías les lleva al diseño de prototipos de muebles funcionales, fácilmente montables y desmontables, a partir del ensamblaje de piezas.

El fondo documental del Equipo 57 ayuda a contextualizar las 223 obras de arte integradas en la colección del CAAC. Estos documentos ingresaron en el año 2009 mediante el procedimiento de donación, siendo su procedencia la de los propios integrantes del colectivo.

Fotografías, documentos y sobre todo cartas, más de 800 que quizá sea el grupo de escritos más interesante para conocer la filosofía y la intrahistoria del grupo, dado que sus miembros contaban con este medio, la carta en soporte papel (hoy día prácticamente extinguido), como la principal vía de comunicación y desarrollo teórico. 

Equipo 57 

Formado por Juan Cuenca (Puente Genil, Córdoba. 1934), Ángel Duarte (Aldeanueva del Camino, Cáceres, 1930-2007), José Duarte (Córdoba, 1928- 2017), Agustín Ibarrola (Basauri, Vizcaya, 1930) y Juan Serrano (Córdoba, 1929-2020).

Dos fueron los escenarios del Equipo 57, París y Córdoba. La capital francesa fue el lugar donde se juntaron y empezaron a exponer, apoyados por el artista danés Richard Mortensen y la galerista Denise René. Córdoba fue el lugar de trabajo y encuentro, también de exposición y donde ensayaron la integración entre las distintas disciplinas (pintura, escultura, diseño…).

El Equipo 57 estuvo en activo muy poco tiempo, desde 1957 a 1962, pero a pesar de ello su producción tanto artística como teórica fue extraordinariamente fecunda. Este colectivo tuvo un papel crucial en la historia del arte español de la segunda mitad del siglo XX, sobre todo por el modelo de actuación artística que propugnó y por la coherencia formal y conceptual de su obra.

La colección del CAAC alberga el conjunto más extenso que sobre el Equipo 57 existe en una institución cultural. En total son 223 obras, de las que hay siete pinturas, tres esculturas, dos muebles, 35 gouaches, 164 dibujos y 12 estampaciones, además del archivo con cerca del millar de documentos (sólo en cartas conserva más de 800 misivas en papel).

Nunca ha sido expuesto en su totalidad por lo que su presentación en el C3A, reivindica no sólo la capacidad transformadora que posee el arte más comprometido con su tiempo, sino también la búsqueda de dispositivos que permitan entenderlo como un método de conocimiento.

Un total de 223 piezas forman parte de la exposición antológica sobre Equipo 57 que se inaugura este jueves en el Centro de Creación Contemporánea de Andalucía (C3A), y que constituye la mayor muestra expuesta en Córdoba hasta la fecha del trabajo de uno de los grandes grupos creativos de las vanguardias españolas del pasado siglo.

En la presentación a la prensa han estado el director del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), Juan Antonio Alvarez Reyes, comisario de la exposición junto a Yolanda Torrubia, y el el arquitecto cordobés, Juan Cuenca (Puente Genil, Córdoba, 1934) uno de los componentes del Equipo 57, un colectivo artístico de enorme peso formado por Ángel Duarte (Aldeanueva del Camino, Cáceres, 1930-2007), José Duarte (Córdoba, 1928- 2017), Agustín Ibarrola (Basauri, Vizcaya, 1930) y Juan Serrano (Córdoba, 1929-2020).

Una grieta en la montaña: el trabajo de los residentes del V Programa de Investigación y Producción

 Además, este jueves se inaugura Una grieta en la montaña, una exposición donde se muestran los resultados del V Programa de Investigación y Producción del C3A. Estará abierta al público hasta el próximo 28 de febrero, e incluye las obras producidas en el C3A por José María Delgado, Fuentesal Arenillas, Irene Infantes, Julia Llerena, Lois Patiño, Consuegra Romero, Fernando M. Romero y Cachito Vallés.

Desde su creación, y con vocación de convertirse en el centro de referencia en este ámbito dentro de Andalucía, este programa es uno de los ejes fundamentales del centro. De esta forma, el C3A no sólo pone el acento en las obras acabadas, sino también en el proceso creativo, para posteriormente acercar su resultado al público.

El título Una grieta en la montaña alude a la capacidad de la obra artística para invadir, atravesar, convivir y transformar la mole del espacio cultural. Así, las piezas producidas en los estudios del C3A, se muestran no solo en ellos, sino que algunas salen para recorrer y extenderse hacia otras partes del edificio, como una grieta que va atravesando esta montaña gris.

La muestra cuenta con una gran variedad de técnicas y medios, desde el dibujo a la escultura, pasando por la instalación, el textil, la cerámica, el videoarte o la creación sonora. Algunas de las obras han sido específicamente creadas además para los espacios en los que se muestran.