Alfonso González, reelegido presidente de la Carnavalesca: “El Carnaval merece la pena”

Alfonso González, presidente de la Asociación Carnavalesca de Córdoba

El mes de mayo ha traído para Alfonso González su reelección como presidente de la Asociación Carnavalesca de Córdoba. Convocadas elecciones y sin otras candidaturas presentadas, la suya ha sido la ganadora para gestionar el Carnaval de Córdoba durante los próximos cuatro años. Llegó a la presidencia salpicado por su presencia en la directiva anterior, acusada de mala gestión, dejando un agujero en las cuentas de la asociación; todo un rompecabezas que ya se dirime en los juzgados. González asegura estar “tranquilo” ante las dudas vertidas sobre su gestión en 2016 y ya trabaja en los nuevos proyectos para seguir acercando el Carnaval a toda Córdoba.

P. ¿Qué balance haces de estos cuatro años como presidente?

R. Un balance muy positivo porque, entre otras cosas, hemos podido consolidar el Carnaval cordobés en general, tanto en la calle, el Concurso y los distintos eventos que hemos ido celebrando. Con respecto al Concurso no hemos bajado de los 50 grupos, una cifra bastante elevada. Hemos conseguido, además, aumentar la cuantía de la subvención que nos da el Ayuntamiento de Córdoba y retomar citas como el Festival de Primavera o el Carnaval en la periferia.

P. ¿Qué te encontraste al llegar a la presidencia?

R. Bueno, veníamos de una moción de censura hacia el antiguo presidente, Antonio Navajas, debido a los problemas económicos durante su gestión. En el programa electoral que mi candidatura presentó pusimos que era primordial hacer una auditoría para ver cómo estaban las cuentas. Eso fue lo que hicimos nada más entrar. Aunque se filtraron muchas informaciones falsas, la auditoría la pusimos en marcha nosotros y no por que nadie nos lo dijera. Una vez hecho esto, se filtró también que había 200.000 euros si justificar dentro de la asociación y eso era falso. Esa cantidad correspondía a un borrador de la auditoría pero que no tenía en cuenta el retraso en el pago de las subvenciones por parte del Ayuntamiento. Aclarado esto, la única cifra de dinero no justificado ascendía a unos 25.000 euros, que ya se han pagado. Como asociación nos debemos a los socios y fueron ellos los que decidieron no denunciar esta situación. Además, nuestro abogado nos explicó que nadie había reclamado ese dinero, por lo que los socios votaron en contra de denunciar al expresidente de la asociación. A pesar de ello, esta situación está judicializada porque sí hubo una denuncia por parte de la Asociación de Autores y Directores del Carnaval de Córdoba.

P. ¿En qué punto se encuentra este proceso judicial?

R. A la espera. En la investigación también se incluyeron las cuentas del año 2016, mi primer año en la directiva, pero se ha dividido en dos piezas porque mi gestión está bien. Personalmente estoy muy tranquilo.

P. ¿Con qué retos llegó en 2016?

R. El primero, aclarar la situación tan gorda que nos habíamos encontrado. En todo este proceso también me he encontrado comentarios del tipo que yo soy el mismo perro pero con el mismo collar. Y todo porque fui vicepresidente del último año de Navajas. A mí me nombraron en abril y en junio se produjo la moción de censura. Ya ahí se me acusó de haberme llevado dinero. ¡Pero si estuve mes y medio y sin ni siquiera haber celebrado un solo Carnaval!

P. ¿Cómo afronta esos comentarios?

R. Me molesta mucho que se falte a la verdad y me da mucha pena. Tengo que decir que yo tengo muchas pruebas guardadas de todo lo que se ha dicho de mi en las redes sociales, sobre todo insultos. Se sigue diciendo que hay un agujero de 200.000 euros y eso es falso.

P. A pesar de ello, has decidido presentarte de nuevo.

R. Al principio me tomaba muy mal esta situación y se me pasaba por la cabeza dimitir, pero es que todo esto es una mínima parte de lo que me aporta el Carnaval. Me quedo con los ratos buenos porque son muchos más. En estos cuatro años hemos mejorado mucho y recibimos felicitaciones de la gente, aunque también se nos critica y eso está bien, porque no todo sale como nosotros queremos. Un ejemplo: una vez que cobramos la subvención del Ayuntamiento, a los 20 días reciben su dinero las agrupaciones. Además, todas las cuentas están auditadas para el que las quiera ver y, cuando me vaya, podré decir que todo está bien. Todo esto merece la pena porque hay gente muy buena.

P. ¿Qué problemas arrastra el Carnaval de Córdoba?

R. Nosotros mismos. Éramos mucho del concurso, yo incluido, pero el Carnaval es mucho más que el teatro. Es una parte importantísima, por supuesto, pero el Carnaval está en al  calle, en los escenarios, en las cabalgatas, en los colegios, en la Fundación Cajasol y su trabajo con los nenes, en la cárcel... La carpa es muy importante porque es un sitio de encuentro y de reunión, pero si se utiliza para despellejar a la gente y para criticarla... Quizás el problema entonces es la gente que pueda entrar ahí. Cuando hay ensayos generales todo son aplausos, pero si ya en el Concurso no me dan lo que yo creo que merezco, lo echo todo por tierra. Eso no es así.

P. Hay poquita autocrítica dentro de los mismos grupos.

R. Pues sí. También creo que si desapareciera el Concurso, a ver cuántos grupos iban a salir en la calle.

P. Tal vez los gritos de 'Campeones, campeones' en una fase de preliminar cuando el grupo no está trabajado tampoco ayuda a afrontar el Concurso con perspectiva.

R. Eso hace mucho daño a los grupos. Yo empecé en el Carnaval en 1986 y tan sólo ha habido tres años en los que no he salido. Muchas veces ha escuchado mi mujer las letras y me ha dicho: “Niño, este año, nada de nada”. Sin embargo, otros años sí me ha transmitido que le gustaba lo que llevábamos.

P. ¿Cómo solucionamos ese amor por los grupos, que no por el Concurso, que lleva a que veamos estampidas de gente cuando termina de cantar una agrupación?

R. Ése es otro problema, que creo que es más de educación. Si te enseño las ventas diarias de entradas, la final se llena, las semifinales casi y los primeros días de preliminares siempre batimos el récord de venta. El que paga una entrada, manda, y no le puedes decir que hasta que no termine la sesión no se puede levantar. Hacer eso es coartar su libertad. También te digo que esto antes se hacía menos y repito, creo que es cuestión de educación. Por ello queremos analizar las medidas para mejorar esta situación. De hecho vamos a presentarle al Ayuntamiento un nuevo calendario para el Concurso para que las preliminares sean de jueves a domingo y las semifinales, los fines de semana. Si esta fase se realiza entre semana y muchas personas trabajan al día siguiente, es muy complicado que la gente se quede toda la noche en el teatro.

P. ¿Cómo afrontas esta nueva presidencia?

R. Con muchas ganas porque tenemos buenas ideas. Uno de los proyectos es intentar hacer una final de finales entre todos los ganadores de los Concursos que se celebran en Huelva, Sevilla, Jaén, Granada, Málaga, Almería y Córdoba. Una final entre todas las provincias. Queremos también recuperar el Carnaval en la escuela, que se perdió más por tema burocrático de las subvenciones entre las delegaciones de Educación y Festejos que por otra cosa.

Etiquetas
stats