Un vivero (de problemas) en Rabanales 21

FOTO: MADERO CUBERO
El ex presidente Pérez Yruela declara ante el juez como imputado después de que una subcontrata lo demande por impago

El vivero de empresas que Rabanales 21 ha construido en el parque tecnológico se ha convertido en una auténtica fuente de problemas para muchos. Esta mañana mismo, el ex presidente del consejo de administración de Rabanales 21, Manuel Pérez Yruela, ha tenido que testificar ante el juez de Instrucción número 3 de Córdoba en calidad de imputado por un delito contra la hacienda pública. Una empresa de Fernán Núñez, Metalúrgicas Lopza, lo ha demandado a él y a Rabanales 21 como sociedad por un impago de unos 60.000 euros en la construcción de esta incubadora.

Pérez Yruela ha defendido ante el juez que Rabanales 21 pagó a la empresa Unipref (una filial de la constructora Jícar) más de un millón de euros por la construcción de la incubadora de empresas de Rabanales 21. Sin embargo, esa empresa ha sido la que no le ha pagado a sus subcontratas y una de ellas ha llevado el asunto fuera de la jurisprudencia civil y ha pasado al frente penal. Esa firma es Metalúrgicas Lopza.

Rabanales 21 adjudicó a Unipref la construcción de un vivero de casi 1.500 metros cuadrados en el parque tecnológico. El proyecto se encargó por un importe cercano al millón de euros. Los responsables de Rabanales 21 defienden que se fue pagando en tiempo y forma cada fase que se iba culminando, pero que fue esta empresa la que no fue liquidando los pagos con todos los proveedores con los que trabajó.

En estos momentos, la defensa de Pérez Yruela y de Rabanales 21 está litigando precisamente con Unipref “las condiciones de la obra” ya que “no podemos pagar más y estamos hablando de dinero público”. La defensa espera también dar carpetazo a este asunto y le ha restado importancia a la imputación del que fue portavoz del Gobierno de la Junta.

Este verano, los problemas financieros de Rabanales XXI pusieron en aprietos a los constructores del tercer vivero de empresas que se está levantando en el parque científico. Hasta seis empresarios se pusieron en huelga de hambre por los impagos. Denunciaban que la UTE formada por Jícar y Gea 21, que se había adjudicado el proyecto, no había recibido ni un euro. Por tanto, ellos tampoco. Hoy, el problema está resuelto porque se ha establecido un calendario concreto de pago.

Etiquetas
stats