Urbanismo penaliza a la empresa que reforma la Normal de Magisterio

Obras en la antigua Normal de Magisterio, en el Distrito Sur | MADERO CUBERO
Luis Martín anuncia el inicio de un expediente por un importe de 161.500 euros por el retraso en las obras, paradas desde después del verano

El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) de Córdoba, Luis Martín, ha informado del inicio un expediente de penalizaciones por un importe de 161.500 euros a la empresa adjudicataria de las obras de la antigua Escuela de Magisterio por el retraso en su ejecución, de manera que ha advertido que “las actuaciones y reclamaciones llegarán hasta las últimas consecuencias”.

Martín ha explicado, a través de una nota de prensa, que en agosto el gobierno municipal ya se dirigió por carta a la empresa adjudicataria conminándola a la continuación de las obras y se informó al Consejo de Distrito de la situación hace un mes y medio.

Asimismo, ha recordado que cuando el PP llegó al gobierno municipal, “se partió de cero, ya que de acuerdo al informe solicitado a la entrada de esta Corporación municipal se había gastado cero euros, faltando multitud de documentación interna para poder ejecutar las obras y realizar gastos”.

De este modo, ha lamentado que, “tratándose de rehabilitar un edificio, no había ningún estudio de refuerzo estructural y se tuvo que empezar con éste así como con la redacción de instalaciones interiores con todo tipo de garantías jurídicas en cuanto a la contratación y ejecución de la obra”.

Las obras están paradas desde finales de este verano, cuando la empresa entendió que necesitaba más dinero por un problema con los materiales previstos y el hormigonado que necesitaría el edificio, una vez iniciados los trabajos. El proyecto de reforma de la Normal de Magisterio no está financiado con fondos propios del Ayuntamiento, sino que va a cargo de dinero proveniente de la Unión Europea a través del programa Urban Sur. En total, se estima en 4,9 millones de euros el coste de las obras que se están desarrollando.

En su día, Luis Martín aseguró que como el proyecto se adjudicó con una baja presupuestaria, la Gerencia dispone de un remanente del dinero financiado por la Unión Europea que puede dedicar a este modificado de obra. Sin embargo, el presidente de la Gerencia no ha precisado el importe concreto de ese modificado.

De momento, las obras están paralizadas una vez culminada la demolición de la mayor parte de lo previsto. Ahora, los trabajadores deberían estar empezando a reforzar la estructura, que se ha quedado al aire, y empezar a revestir el edificio.

Etiquetas
stats