Uniforme de domingo para la Batalla de las Flores

Batalla de las Flores de Córdoba | TONI BLANCO
Miles de cordobeses acuden a una nueva cabalgata para intercambiar fuego graneado de claveles

Hubo un tiempo en el que la cita más happy flower de Córdoba, la Batalla de las Flores, se celebraba religiosamente el último domingo de abril. Era el presagio de las fiebres festivas de mayo. Pero con la llegada del gobierno local del Partido Popular, la colorida caravana se hizo coincidir con el Primero de Mayo, festivo por ser el Día de los Trabajadores. Aun así, el hecho de que la llamada a filas caiga, como hoy, en viernes, no ha disuadido a los cordobeses de seguir uniformándose para el combate con el traje de faena de los domingos. Es decir, la mayoría ha acudido de manera elegante pero informal. Casual, que dicen los entendidos. Pero con toda la esencia dominical de siempre.

Bajo un sol más estival que primaveral, miles de familias han acudido como una sola tropa al despliegue de la artillería de la Federación de Peñas de Córdoba. Sus generales han dispuesto los carros en fila de a uno. Camuflados con adornos florales y formas que recordaban a estampas típicas de la arquitectura local -incluyendo una torre de la Mezquita-Catedral-, decenas de artilleros vestidos de flamencos y flamencas han lanzado fuego graneado de claveles contra la población civil. Pero ésta no permanecía inerme, sino que respondía disparando, a su vez, cada clavelazo que recibían. Hasta los bebés ayudaban desde sus propios carritos (de combate) en un frenesí de flores no apto para alérgicos.

En la Batalla, desarrollada en el frente de La Victoria, uno de los paseos principales de la ciudad, también han estado presentes miembros del Ayuntamiento, con el alcalde José Antonio Nieto al frente, aguantando un sol de justicia y sin dejar de intercambiar munición con el personal.

Etiquetas
stats