Una 'tractorada' de agricultores cortará la A-45 para demandar soluciones en un sector “herido de muerte”

Presentación de las movilizaciones de los agricultores y ganaderos de Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Los agricultores y ganaderos de la provincia de Córdoba han dicho basta ante la “situación crítica” que atraviesa el sector y han organizado distintas movilizaciones para protestar y que su voz sea escuchada por las administraciones para tomar medidas que den una solución al sector. Así, el 13 de febrero, los agricultores y ganaderos protagonizarán una concentración en Adamuz y, un día más tarde, el 14 de febrero, cortarán la autovía a Málaga, la A-45, con una tractorada que conformarán trabajadores del campo de municipios de toda la Subbética.

Así lo han anunciado este miércoles en una comparencia pública al unísono los representantes de las organizaciones agrarias UPA, COAG y Asaja, además de Cooperativas Agroalimentarias de la provincia de Córdoba. La tractorada se conformará en la A-45 a la altura de Lucena con las columnas de tractores que llegarán por distintas carreteras desde Priego de Córdoba, Doña Mencía, Cabra, Luque, Moriles, Monturque, Puente Genil, Iznájar, Rute, Bemamejí y Encinas Reales, entre otros pueblos de la Subbética.

Desde UPA, su secretario general en Córdoba, Miguel Cobos ha señalado que el sector tiene “motivos más que suficientes para realizar estas movilizaciones” y ha apuntado a los precios “por los suelos” que no llegan a cubrir los costes de las producciones agrícolas, además de obstáculos como los aranceles de EEUU a la aceituna de mesa, los acuerdos bilaterales de la UE con terceros países para importar productos agrícolas y la falta de promoción de los productos locales y su calidad, entre otros problemas.

“Hay que mejorar la ley de la cadena agroalimentaria que permita regular lo que paga el consumidor entre todos los eslabones de la cadena y que el agricultor reciba su parte”, ha expresado. Las organizaciones agrarias han condenado “la inacción de las administraciones, que tienen que poner un mecanismo de regulación de los mercados y no dejarnos en manos de la industria y los especuladores”, ha advertido Cobos. “Hay que poner la agricultura encima de la mesa y declararla como un sector estratégico para España, Andalucía y Córdoba. Hace falta que los gobiernos se lo tomen en serio”.

Sector “herido de muerte”

En esa misma línea, Carmen Quintero, de COAG, ha llamado a la “unidad de acción” de las organizaciones agrarias y las cooperativas para realizar las movilizaciones programadas. “Estamos en una situación tan crítica que se puede decir que estamos heridos de muerte. Tenemos unos elevados costes de producción y la rentabilidad de las producciones es prácticamente inexistente”.

Por eso, ha dicho, “salimos a la calle para que se escuchen nuestras reivindicaciones. Si las explotaciones agrarias y ganaderas no son rentables, la vida en el medio rural se hace insostenible”, ha advertido y ha señalado que las reivindicaciones del sector afectan al gobierno autonómico y estatal pero, sobre todo, a la Unión Europea.

Por parte de Asaja, Ignacio Fernández de Mesa, ha corroborado que “el sector agrario y el medio rural se hayan en una situación de crisis tremenda, en una situación crítica” y ha pedido que haya “un Ministerio de Agricultura fuerte que haga una defensa eficaz del sector”, ante lo que ha calificado como “amenazas” de Bruselas y otros países. En ese sentido, ha negado que la agricultura y la ganadería sean responsables de “la pérdida de la biodiversidad y depredadores del medio ambiente”, como ha señalado el Libro Verde de Europa.

Relevo generacional

Finalmente, el responsable de Cooperativas Agrarias en Córdoba, Rafael Sánchez de Puerta, ha dicho que el principal objetivo de estas movilizaciones es “trabajar por dignificar esta profesión” y que “la sociedad entienda que no hay oficio más antiguo y noble que la agricultura y ganadería”.

Asimismo, ha abordado el problema del relevo generacional en estos sectores y lo ha relacionado con el hundimiento de los precios y la falta de rentabilidad del campo. “Cualquier medida será inútil si no trabajamos por mejorar la rentabilidad del sector agrario. Si hay rentabilidad, ahí acuden los jóvenes y no hay problema de relevo”.

Finalmente, ha cargado contra quienes “han denominado esta actividad”, citando a la Cumbre del Clima celebrada en diciembre en Madrid, donde “se presentó como tercera actividad más contaminante en el mundo”, algo que ha dicho “es totalmente falso” porque “no se tiene en cuenta el beneficio de la agricultura y la ganadería para el medio ambiente”.

Etiquetas
stats