La tercera vía para que el Córdoba CF explote El Arcángel: una “autorización de uso especial”

Interior del Estadio de El Arcángel | MADERO CUBERO

“Autorización de uso común especial”. Los aficionados al Córdoba Club de Fútbol, en particular, y los ciudadanos, en general, tendrán que familiriazarse con este término administrativo casi totalmente desconocido en la ciudad. Esa es la tercera vía por la que ha optado el Ayuntamiento para que el Córdoba Club de Fútbol (una Sociedad Anónima Deportiva) pueda explotar con todas las garantías el Estadio Municipal El Arcángel.

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, aseguró este lunes en el programa SER Deportivos de Radio Córdoba que el Ayuntamiento ha optado por esta “figura jurídica” que “le dé garantía a la ciudad”. “Esto no puede ser un regalo ni puede ser una concesión”, aseguró. Esta autorización se firmará “antes de que acabe la temporada” y antes de que lleguen las elecciones municipales por un plazo de “cuatro años y cuatro más de prórroga”, por el que se le concederá el “uso deportivo” al Córdoba.

Pero, ¿qué es la autorización de uso común especial? Es una figura prevista en el Reglamento de bienes de las entidades locales. El Estadio es propiedad del Ayuntamiento. Regular su uso es complejo, ya que el Ayuntamiento ocupa espacios concretos en el estadio, como oficinas en Preferencia donde está la sede del Imdeco, por ejemplo, o los bajos del Fondo Sur, donde se guardan las carrozas de las cabalgatas. Por eso, el estadio no se puede ceder en su totalidad. Ante ello, se ha buscado esta alternativa de la que hay pocos antecedentes.

Ejemplos. Se considera uso público especial el que hacen de determinadas carreteras y de manera exclusiva vehículos que cargan elementos peligrosos. La administración concede la autorización. También en aquellos espacios donde se va a acumular mucho público y donde trabajará un privado: una caseta de feria, por ejemplo. La norma señala que el uso especial “es aquél que sin impedir el uso común, supone la concurrencia de circunstancias tales como la peligrosidad o intensidad del mismo, preferencia en casos de escasez, la obtención de una rentabilidad singular u otras semejantes, que determinan un exceso de utilización sobre el uso que corresponde a todos o un menoscabo de éste”.

En la radio, la alcaldesa insistió en que el objetivo es “que la ciudad no pierda ni la titularidad ni el patrimonio”, y que “si esto puede garantizar que la relación del club esté en mejores condiciones pues mejor”. “Mantengo el mismo criterio que las primeras decisiones que tomé como alcaldesa cuando revoqué la concesión de la obra de la ciudad deportiva. Los intereses de la ciudad están por encima”, dijo.

“Tendemos una mano al club”, expresó. La propuesta de acuerdo, sostuvo, “está en borrador y con el visto bueno por ambas partes. El trámite tiene que tener garantía jurídica y es lo que estamos haciendo de manera discreta. Tenemos que acabar la temporada con un documento firmado por ambas partes”, insistió.

“Esto tiene que ver con el uso deportivo y los usos complementarios. Nos permite segregar lo que sigue correspondiendo al Ayuntamiento como son las oficinas del Imdeco”, consideró.

Por otra parte, la alcaldesa también se refirió a la búsqueda de terrenos para la construcción de una Ciudad Deportiva en la ciudad, pero dentro del término municipal de Córdoba, “el más grande para una capital de provincia de Andalucía”, insistió. Ambrosio aseguró que se trabaja con varias opciones y que si finalmente se hace una cesión de suelo municipal la ciudad deportiva tendrá que estar “abierta” y a disposición de “disfrute del resto de la ciudad”.

Etiquetas
stats