Los taxis bajarán la bandera desde que sean llamados por el usuario

El alcalde se dirige a la concejala de Movilidad antes del Pleno | MADERO CUBERO
El Pleno aprueba inicialmente la nueva ordenanza que regulará al sector cordobés y que asegura que “el servicio se considerará iniciado en el lugar de partida del vehículo”

El artículo 58 de la nueva ordenanza de regulación del sector del taxi, que el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba aprobó ayer inicialmente, contempla que “cuando se trate de un servicio contratado por radio emisora, por teléfono o por cualquier otro medio telemático, el servicio se considerará iniciado en el lugar de partida del vehículo”. Es decir, el taxista tendrá que bajar la bandera en el momento en el que sea llamado por el usuario.

El Pleno aprobó la ordenanza de forma inicial. Ahora, se abre un periodo de alegaciones antes de que la aprobación pueda ser provisional, primero, y definitiva después. Hasta entonces, el servicio seguirá siendo como hasta ahora: la bajada de bandera se producirá en el momento en el que el usuario se suba en el taxi.

La ordenanza contempla una nueva tarifa que se llamará “inicio del viaje” y que tendrá un tope. Una vez alcanzado ese tope, el taxímetro deberá parar el contador. La tarifa a cobrar aún no está fijada. Esa competencia le corresponde al Ayuntamiento de Córdoba. Finalmente, el Pleno aprobó la ordenanza de forma inicial con los votos del PP y UCOR, la abstención del PSOE y el rechazo de IU.

El portavoz del PSOE Emilio Aumente instó al gobierno municipal a “aclarar lo que ocurre cuando uno vaya a coger un taxi”. El de IU, Francisco Tejada, rechazó la propuesta y consideró que en la actualidad “conviven los dos modelos”. Es decir, hay taxis que cobran desde que son llamados y otros no. “¿Qué problema hay en que sigan conviviendo?”, se preguntó. La teniente de alcalde de Movilidad, Ana Tamayo, insistió en que la ordenanza se realiza para apoyar al sector del taxi.

Etiquetas
stats