Suspendida la subasta de las fincas de Rafael Gómez

Rafael Gómez, en los pasillos del Ayuntamiento cuando era concejal | MADERO CUBERO
El Juzgado aplaza la puja pese a que esta mañana había pujadores dispuestos a participar en la subasta | La suspensión se produce después de que el arrendatario de las fincas, que es una empresa propiedad de Gómez, anuncie que se persona en la causa

Pese a que había pujadores, el Juzgado de Primera Instancia número cuatro de Córdoba ha ordenado esta mañana la suspensión de la subasta de las fincas agrícolas propiedad de las empresas de Rafael Gómez Sánchez. Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, la subasta judicial de las 5 fincas de Rafael Gomez Sanchez (y sus empresas) convocada para hoy ha sido suspendida temporalmente, a la vista de un arrendatario de las mismas (Gestiones Agropecuarias Castropicon y La Porrada de Córdoba S.L.) que la pasada semana informó al Juzgado de su existencia y ha manifestado al Juzgado su deseo de personarse en la causa.

No obstante, esta empresa es propiedad también de Rafael Gómez, según consta en el Registro Mercantil y puede consultarse en páginas webs como Infocif. De hecho, esta empresa está domiciliada en la carretera de Palma del Río, donde está la sede de Arenal 2000, en las famosas naves de Colecor construidas sin permiso. En el Registro Mercantil aparece como administrador solidario Rafael Gómez y su mujer. El apoderado es uno de sus cuatro hijos, según la documentación pública a la que ha accedido este periódico.

Los arrendatarios de las fincas tienen prioridad a la hora de pujar en una subasta sobre el resto de pujadores. Por eso, el Juzgado ha tomado la decisión de aplazar la subasta hasta saber cuál sería la oferta concreta que presentaría este empresa, que es propiedad de la familia de Rafael Gómez, antes de seguir adelante con el proceso.

Esta mañana, en el Juzgado nadie informaba a los pujadores que se habían presentado sobre qué motivos había y cuándo podría celebrarse una nueva subasta en caso de que ese fuera el camino. Los pujadores que se habían presentado tuvieron que darse media vuelta.

El pasado 29 de julio, el Juzgado de Primera Instancia número cuatro de Córdoba publicó la fecha de la, hasta ahora, mayor subasta de bienes propiedad de Rafael Gómez: todas sus fincas en la Sierra de Córdoba, incluida la famosa Porrá, como así la llaman los lugareños.

Hoy estaba previsto que saliera a puja un total de cinco fincas rurales por un precio de salida mareante: 23,7 millones de euros. La puja se produce por una ejecución hipotecaria de Cajasur contra el Grupo de Empresas Rafael Gómez Sánchez y la compañía Mezquita Sur Inversiones, propiedad también del empresario de Cañero. Mezquita Sur Inversiones es la empresa que construyó las famosas naves industriales en la antigua Colecor.

La finca más cara de todo lo que sale a subasta es La Porrada, que además está dividida en dos, ya que se extiende entre los términos municipales de Almodóvar del Río y Córdoba. En total, uniendo las dos fincas sale a subasta por un precio de 17,8 millones de euros. No consta su superficie exacta, pero se trata de miles de hectáreas de monte en el que hasta ahora se ha practicado la caza, principalmente del ciervo, de manera habitual.

No es la única. Rafael Gómez, a través de sus empresas, era también propietario de otra finca gigantesca, aunque más pequeña que La Porrada: Castropicón. Este inmueble rústico, también dedicado a la caza, sale a subasta por un precio base de 2,56 millones de euros. Además, salen a subasta pública otras dos fincas más, más pequeñas que las anteriores: Cebadera, Calatrava y Godoy, también en Trassierra, por un precio de 1,37 millones de euros; y Valdelahuerta, una zona en la que además de monte hay olivar, avellanar, viña y hasta castaños. Esta última sale a subasta por un precio de 1,9 millones de euros.

Etiquetas
stats