El número de bodas en Córdoba se duplicó en 2022 y rebasa cifras prepandemia

Una boda

Más bodas pero menos hijos. Los cordobeses se casaron en el año 2022 más que incluso en los años prepandemia, según los datos provisionales de las Estadísticas del Movimiento Natural de la Población (MNP) que publica este viernes el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA). Los datos se refieren al segundo trimestre del año y son especialmente significativos. Además, abundan en que el crecimiento vegetativo de Córdoba es claramente negativo: cada vez fallecen muchos más cordobeses de los que nacen, por lo que la población tiende a menguar.

Sobre matrimonios, en el segundo trimestre del año 2022 se oficiaron un total de 1.019 bodas. Para encontrar un trimestre mejor hay que remontarse al tercer trimestre del año 2017, cuando fueron 1.049 matrimonios. La cifra es el doble de la de 2021, justo cuando se estaba saliendo de las restricciones de la pandemia de Covid, pero son mucho mejores que los años previos al confinamiento. De hecho, en el segundo trimestre del 2019 se oficiaron 782 matrimonios en la provincia de Córdoba. En los años anteriores, la cifra rondaba los 900 enlaces. Pero nunca se llegó a superar el millar como ahora.

La mayor parte de las bodas ha sido entre personas de diferente sexo. Los enlaces entre cordobeses del mismo sexo se quedaron en 15, frente a 1.019. De estos, 11 fueron entre hombres y cuatro entre mujeres.

En cambio, cada vez nacen menos bebés y mueren más cordobeses. Según el IECA, en la provincia se registraron 1.318 nacimientos en el segundo trimestre del 2022. Es la cifra más baja desde el cuarto trimestre del 2020 (también por efecto del confinamiento). En la serie histórica, salvo ese trimestre, nunca había habido una cifra tan escasa de nacimientos en la provincia cordobesa.

En cambio, en el segundo trimestre del 2022 murieron 2.180 cordobeses. No es la cifra más alta de la serie, sino la cuarta. En el primer trimestre del 2022 murieron en Córdoba 2.306 personas y en el primer trimestre del 2021, un total de 2.389, la cifra más alta de la serie. En el último trimestre del 2020 se produjeron 2.224 decesos en la provincia. Todos estos fallecimientos se relacionan con la pandemia de Covid.

Por tanto, el crecimiento vegetativo en la provincia de Córdoba es de 862 personas. Es decir, es lo que ha menguado la población en la provincia en solo tres meses sin contar con los cordobeses que han decidido emigrar a otras zonas. O los inmigrantes que haya podido acoger la provincia.

Más muertos que nacidos también en Andalucía

En el segundo trimestre del año 2022 se produjeron en Andalucía 14.850 nacimientos, 19.460 defunciones y 10.204 matrimonios, según los datos provisionales de las Estadísticas del Movimiento Natural de la Población (MNP) que publica este viernes el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA). Estas cifras suponen, respecto al mismo trimestre de 2021, un descenso del 5,1% en nacimientos y un aumento del 11,1% en defunciones, en tanto que los matrimonios han experimentado un crecimiento del 44,7%.

Como resultado, el crecimiento natural en Andalucía --diferencia entre los nacimientos y las defunciones-- ha sido negativo (4.610 personas) en ese periodo, ha destacado el IECA. En este trimestre se produjeron en total 14.633 partos, de los que el 1,7% fueron partos múltiples (250 dobles y 6 triples).

Estos partos dieron lugar a 14.850 nacimientos y algo más de la mitad (51,8%) fueron niños. En cuanto al estado civil de las madres, el 47,3% de los nacimientos correspondieron a madres casadas.

Asimismo, el IECA ha detallado que los nacimientos en los que algún progenitor era extranjero fueron 2.632 y supusieron el 17,7% del total, destacando las provincias de Almería y Málaga, donde este porcentaje se situó en el 40,3% y 27,2% respectivamente.

La edad media de las madres fue de 32,7 años. En concreto, en el 33,2% de los nacimientos, las madres tenían una edad comprendida entre los 30 y los 34 años, siguiéndole en importancia el volumen de madres entre 35 y 39 años, con un 28,5%.

En cuanto a las defunciones, el 51,5% fueron hombres. El 69,6% de las defunciones ocurridas en este periodo correspondieron a personas mayores de 74 años, siendo más frecuentes entre 85 y 89 años (20,5%). Desagregando por sexo, este mismo grupo de edad sigue siendo el de mayor frecuencia tanto entre las mujeres (24,3%) como entre los hombres (16,9%).

Las defunciones de extranjeros representaron el 4,3% del total. El 40,0% de las defunciones correspondieron a personas viudas, seguido del 38,4% que representaron las personas casadas. El estado civil más frecuente entre los hombres difuntos fue el de casado (54,3%), mientras que para las mujeres fue el de viuda (61,3%).

De los 10.204 matrimonios, 292 fueron entre personas del mismo sexo (2,9% del total). El 54,8% de estas uniones fueron entre mujeres. El 12,0% de los matrimonios (1.227) correspondieron a uniones en las que algún miembro era extranjero.

Etiquetas
stats