Hoteles y apartamentos de Córdoba volverán a cerrar este verano ante unas previsiones "desastrosas"

Un cartel de hotel cerrado por la pandemia del coronavirus

El sector del alojamiento de Córdoba afronta con resignación que se encamina a un nuevo verano "desastroso", el segundo ya desde que estalló la pandemia del coronavirus, y en el que habrá hoteles y apartamentos que volverán a echar la persiana (y a acogerse a los ERTE), ante las nulas perspectivas de crecimiento de turistas.

Aún es pronto para cuantificar el número de cierres, aunque la Asociación de Empresarios de Hospedaje de Córdoba (Aehcor) ya ha recibido notificación de que varios establecimientos van a cerrar durante el verano. Su presidente, Félix Serrano, entiende la situación perfectamente: "El verano en Córdoba no es bueno nunca. Pero este año va a ser desastroso", señala a este periódico, reconociendo que este año va a pesar mucho la incertidumbre en el turismo internacional.

El verano pasado se dieron dos circunstancias que hicieron que el verano cordobés, aunque desastroso, aguantara un poco mejor el tipo que en otras provincias andaluzas de interior: que hubo un renovado interés del mercado nacional por el turismo de interior, del que se benefició Córdoba; y que el turismo internacional no tenía ningún tipo de restricciones.

Con este panorama, según el INE, los hoteles y apartamentos de Córdoba cerraron julio tras sumar un total de 19.790 visitantes, mientras que agosto concluyó algo mejor, con 32.262 viajeros hospedados en alojamientos de la provincia.

Mayo cerró con una ocupación del 45-50% y junio apunta a un 30-40%

Serrano recuerda que la temporada alta de Córdoba ya se ha esfumado. Ha durado poco, apenas una semana buena (la segunda de mayo, coincidiendo con el fin del estado de alarma), y desde entonces algún pico coincidiendo con los sábados. En términos generales, el presidente de Aehcor cifrs la ocupación en mayo en un 45 o 50%, mientras que la caída en el precio ha sido de un 40%.

En cuanto a junio, que encara su recta final, Serrano confirma que la tónica ha sido descendente. "Este mes ha arrancado muy flojito y los alojamientos van a cerrar con una ocupación en torno a un 30 o un 40%", augura el presidente de la patronal hotelera, que advierte de que las reservas para verano apenas se mueven.

Ante esta tesitura, por tanto, Serrano solo cree que permanecerán abiertos los hoteles que dispongan de piscina, aunque ni esto les aportará seguridad para pasar el verano en buenas condiciones. El año pasado, recuerda, había menos hoteles abiertos que este año, aunque la preocupación de Aehcor está ahora en ver cuántos sobrevivirán al periodo estival y a un otoño que sigue en el aire, ante la incertidumbre alrededor da la vuelta de los touroperadores internacionales.

"Estamos hablando de que hay negocios en Córdoba que llevan más de 15 meses de cierres. Y una infraestructura con más de tres cierres anuales no es soportable", afirma el presidente de Aehcor, que recuerda que Córdoba, a diferencia de otras ciudades, cuenta con un sector hotelero formado por Pymes y micropymes.

Etiquetas
Publicado el
19 de junio de 2021 - 06:00 h
stats