Una empresa cordobesa se cuela en el ranking de las diez andaluzas más importantes

Interior de la fábrica de Cunext Cooper

La revista 'Andalucía Económica' ha presentado este lunes la nueva edición del 'Ranking de las 1.200 mayores empresas en Andalucía', que lideran Cepsa, Endesa y Mercadona.

Según concreta el ranking, a estas empresas les siguen la sociedad cooperativa andaluza Bidafarma en número cuatro y el Grupo Bidafarma en el cinco, seguidas de Telefónica España, la onubense Atlantic Cooper y la granadina Grupo Covirán.

Detrás están la sevillana Abengoa; Cunext Copper Industries, en Córdoba; Acerinox, con una fábrica en Los Barrios (Cádiz); Herba Ricemills; la internacional Airbus; Grupo Cosentino, nacida en Cantoria (Almería); Heineken España y la agroalimentaria de aceites Miguel Gallego (Migasa).

Otras empresas andaluzas en los primeros puestos son la rondeña Dcoop en el puesto 17; Deóleo de Córdoba en el puesto 22; la sevillana de energías renovables Grupo Prodiel en el 23; la productora de aceite de oliva Acesur, de Dos Hermanas (Sevilla), en el puesto 24 y Lactalis Puleva en el 25.

También están la fabricante de leche Covap, del valle de los Pedroches de Córdoba, en el 29, la onubense Minas de Aguas Teñidas (Matsa) en el puesto 31 y el Grupo MAS en el 33.

La revista autora del ranking señala en un comunicado que la pandemia de la Covid19 ha provocado a nivel mundial, según los analistas, la mayor fractura económica desde la Gran Depresión de 1929, con unas implicaciones sociales de enorme trascendencia, para añadir que en Andalucía, la paralización de la actividad económica ha vapuleado al PIB, que ha caído un 10,3% en el ejercicio 2020, según el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), el peor registro desde el inicio de la serie histórica en 1995. Hasta ahora, el récord estaba en el decrecimiento del 3,6% producido en 2009 a causa de la crisis iniciada en 2008.

La 'buena' noticia, destaca, es que la economía andaluza ha tenido un mejor comportamiento que el conjunto de la economía nacional (-11%), debido a la mayor fortaleza de la agricultura, la construcción y el sector servicios --excluyendo la hostelería y el turismo--.

Aunque, precisa, no es ningún consuelo "cuando conocemos, según los datos que maneja la CEA, que desde el inicio de la pandemia han desaparecido en Andalucía unas 20.000 empresas, lo que equivale al 5% del tejido productivo de la región". Otra lectura es que a diciembre de 2020 había 256.589 empresas andaluzas inscritas en la Seguridad Social, es decir, con trabajadores, un 3,2% menos que las inscritas en 2019, que fueron 264.970. Desde el año 2016 no había un registro similar.

En el análisis sectorial, 'Andalucía Económica' señala que la industria química y básica ha sido de las ramas más afectadas por la pandemia y la práctica totalidad de sus empresas han empeorado sus cifras respecto al anterior ejercicio.

Por su parte, añade que las cosas han ido "bastante bien" en el ámbito de la agricultura, que en Andalucía emplea a unas 280.000 personas y supone el 10% del PIB de la región, a pesar de las numerosas protestas protagonizadas por el sector. La mayoría de las sociedades han registrado crecimientos en sus ventas, también las aceiteras, ya que se ha producido una mejora de las cifras de producción respecto a las estimaciones realizadas en los primeros periodos del año, a pesar de que el precio del aceite en 2020 fue muy bajo.

Sector secundario

Indica que la industria, que tradicionalmente aporta al PIB andaluz un 10,2%, ha sido la rama "más vapuleada" por la crisis, y en especial las actividades asociadas a la transformación de materias primas y a la aeronáutica, esta última "muy afectada" por la limitación a la movilidad y el desplome del tráfico aéreo a consecuencia de la pandemia. Precisa que hay excepciones como Persán, que aumenta sus ventas un 21,9%, aunque su crecimiento puede entenderse por un mayor uso de sus productos de higiene doméstica a causa del aumento de la estancia en los hogares.

La revista destaca que Cepsa mantiene su título de empresa líder en Andalucía a pesar de perder "más del 40% de su facturación a causa de la pandemia". Otras grandes industrias como Atlantic Copper, Airbus Defence & Space, Acerinox, Consentino, Matsa, Siderúrgica Sevillana, Brenntag Química, Santa Bárbara Sistemas, Insersa o Torraspapel "también reducen ingresos, pero se mantienen en los primeros puestos del ranking porque la debacle ha sido generalizada".

Sobre Abengoa, puntualiza que la empresa cotizada, que "acumula una deuda de 6.000 millones de euros, está en concurso de acreedores desde el 26 de febrero y pendiente de un plan de rescate que le permitiría salvar los 14.000 puestos de trabajo que tiene en todo el mundo, y que al cierre de esta edición, la multinacional andaluza no había presentado las cuentas 2020, por lo que las cifras que aparecen en el ranking son una estimación respecto a la corrección que la compañía realizó en las cuentas previstas en su plan de viabilidad".

'Andalucía Económica' apunta, igualmente, que el 2020 también ha sido especialmente duro para el gigante Airbus y la situación "ha pasado factura tanto a sus centros en Sevilla y Cádiz como a la industria auxiliar que depende de sus contratos". De hecho, agrega que Airbus "se ha visto obligada a cerrar una de sus dos plantas gaditanas, la de Puerto Real, por ser económicamente inviable".

Señala que han crecido, sin embargo, industrias mineras como Cobre Las Cruces (+12,8%) y Atalaya Mining (+1,7%), al tiempo que destaca que el caso de Plastienvase (+34,1%), sociedad muy vinculada al sector primario y al gran consumo por la fabricación de envases y embalajes.

En el cajón del sector secundario asegura que encontramos además a las empresas constructoras, "muchas de las cuales también han salvado los muebles porque en Andalucía el sector ha mantenido gran parte de la actividad, aunque se ha dejado notar el descenso en la inversión en construcción por parte de las administraciones". De hecho, "el año pasado el importe total destinado a infraestructuras en Andalucía fue de 1.723 millones de euros, frente a los 2.013 millones de 2019, un 14% menos", concreta.

La revista señala que la pandemia también "ha provocado una importante fractura" en el macro sector de los servicios, "el más importante en Andalucía porque absorbe más de la mitad de los trabajadores y solo su actividad principal, el turismo, sector estrella de la economía andaluza, supone el 13% del PIB". Pero lamenta que el ejercicio 2020 "ha sido devastador para el turismo y otras actividades asociadas".

Además, añade que el descalabro no ha sido mayor porque otras ramas del sector terciario "han aguantado el chaparrón y sus empresas lo han notado". "Es el caso de la distribución alimentaria, beneficiada por la reducción de la movilidad y el confinamiento

domiciliario". Tampoco ha sido malo el año 2020 para las compañías aseguradoras y crece asimismo la mayoría de las consultoras informáticas.

Concurso de acreedores

Por otra lado, apunta que el año pasado fueron menos las familias y empresas andaluzas que se han declarado en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras). De los 544 concursos presentados, 520 fueron voluntarios y 24 necesarios. En concreto, han sido 187 familias --173 en 2019-- (+8%) y 357 empresas (-20%) las que entraron en concurso en 2020.

Por actividad económica, de las 357 empresas declaradas, 38 pertenecen al sector del comercio al por mayor, mientras que 61 son de construcción, 28 pertenecen a la industria, 41 de hostelería, cinco de agricultura y pesca, 42 en comercio al por menor de vehículos, y otras 16 de transporte y almacenamiento. Las empresas dedicadas a actividades profesionales registraron 13 concursos, las inmobiliarias, financieras y seguros anotaron 14; las actividades administrativas y servicios auxiliares, 19; el resto de servicios, 35, y sin clasificar se registran 39 concursos de acreedores

Etiquetas
Publicado el
1 de junio de 2021 - 06:00 h