La drástica reducción de la pandemia en Córdoba coincide con la masiva vacunación a los jóvenes

Vacunación contra la covid-19 en el Centro Cívico Norte

Por si había alguna duda, las vacunas han funcionado en Córdoba. A más vacunados, menos incidencia. Es más, mientras más ha avanzado la vacunación entre los tramos de edad más jóvenes en la provincia de Córdoba más se ha reducido la incidencia de la Covid 19. La quinta ola llegó a tener un pico a finales de julio que rápidamente se vino abajo conforme se vacunaba a los menores de 30 años, los ciudadanos con más movilidad de la provincia de Córdoba, según los datos de la Consejería de Salud y Familias del gobierno andaluz.

A mediados de mayo, la Junta de Andalucía, asesorada por el comité de expertos, decretó una desescalada en toda la región. A mayor movilidad, más circulación del virus. Poco a poco, la incidencia comenzó a aumentar, hasta que llegó a su pico justo a finales de julio, cuando se alcanzó una incidencia de 650 casos por cada 100.000 habitantes. Precisamente, no fue hasta ese pico cuando se generalizó la vacunación a los menores de 40 años. Salud ya había iniciado la admisión de las primeras dosis, pero la inmunización no llegó hasta finales del mes de julio, cuando el porcentaje de cobertura en este tramo de edad comenzó a aumentar.

Casi de la misma manera en la que aumentaba el porcentaje de vacunación descendía la incidencia. De hecho, en el mes de agosto no ha habido ni un solo día en el que la pandemia haya aumentado con respecto a la jornada anterior. Septiembre ha seguido la misma tendencia. Tanto, que ahora mismo la incidencia acumulada está en unos datos desconocidos desde el 18 de agosto de 2020, hace ya más de un año.

La evolución de la cobertura de vacunación por tramos de edad sigue (salvo en los menores de 19 años) una tónica: a más jóvenes, menos vacunados. Así, prácticamente el 100% de los mayores de 60 años están vacunados ya con las dos dosis. El tramo entre 70 y 79 años es el que presenta un porcentaje algo inferior al 100%, pero por poco. Mientras, el 95% de los cordobeses de entre 50 y 59 años se ha vacunado, el 90% de los que tienen entre 40 y 49 años, el 80,5% de los que tienen entre 30 y 39 años, el 76,5% de los que tienen entre 20 y 29 años y el 70% de los que tienen entre 12 y 19 años (este grupo etario está aún en el proceso de recibir segundas dosis).

Ahora mismo, la provincia de Córdoba está a un paso de conseguir un hito: que el 80% de su población total esté completamente vacunada. Faltarían los menores de 12 años, a los que aún no se puede vacunar. En cuanto a la población adulta, el 93% de los cordobeses que se tienen que vacunar ya lo han hecho. Ese 7% pendiente supone algo más de 50.000 personas. Salud está buscando a ese grupo, al que le envía SMS sobre la importancia de la vacunación. Muchos no se han vacunado aún porque no estaban en Córdoba, se encontraban de vacaciones o simplemente porque rechazan la inyección.

Aún así, Córdoba es la provincia que ha inmunizado a un porcentaje mayor de su población. Eso es lo que ha provocado que Córdoba sea, a la vez, la provincia en la que más se han reducido los contagios y donde la tasa de incidencia es más baja. La relación entre las vacunas y la reducción de esta tasa es más que evidente.

Etiquetas
Publicado el
14 de septiembre de 2021 - 06:00 h