El chef cordobés que le ha dado a Martín Berasategui su duodécimo Sol Repsol

En el centro Francisco Budia, junto a José Molina (director del hotel) y Héctor Suárez (jefe de sala de Etxeko

El chef cordobés Paco Budia ha conseguido este lunes su primer Sol Repsol y, a la vez, le ha dado al cocinero Martín Berasategui su duodécima insignia, gracias a su trabajo en Etxeko Ibiza, un restaurante con el sello del maestro vasco ubicado en el Bless Hotel de Ibiza. El suyo es uno de los nuevos soles otorgados este lunes, y agranda la leyenda de Berasategui como el cocinero más laureado en esta clasificación.

Los restaurantes de Berasategui han conseguido doce soles en esta edición. Tres de estos reconocimientos, símbolo de la excelencia culinaria, han ido a parar al restaurante ‘Lasarte’, ubicado en el Hotel Monument de Barcelona y que acumula ya tres estrellas Michelín, y otros tres para ‘Martín Berasategui’, que se encuentra en Lasarte-Oria. Dos soles ha recibido el ‘M.B’, ubicado en el lujoso hotel The Ritz-Carlton Abama, en Tenerife, mientras que han repetido con un sol sus establecimientos: Oria (Barcelona), Eme Be Garrote (San Sebastián) y Ola Martín Berasategui (Bilbao).

Por tanto, el nuevo Sol Repsol para el grupo es el que ha obtenido el cordobés Paco Budia al frente de Etxeko Ibiza, el restaurante que abrió Berasategui en 2019 en Sant Eulalia des Riu. Según detallan desde la Guía Repsol, es un establecimiento que unifica “las aguas y los espíritus del cálido mar Mediterráneo y del bravo Cantábrico”.

“La idea que preside la propuesta es la confluencia de los productos isleños con la amplia experiencia acumulada por el chef guipuzcoano, y una serie de sabores y más memorias de su infancia en San Sebastián. Ello permite que en su carta y en los dos menús degustación ofrecidos (corto y largo) convivan, por ejemplo, su icónico milhojas caramelizado de foie, anguila ahumada y manzana verde; merluza a la brasa, y un tomate ibicenco sobre jugo traslúcido de encurtidos”, explican en la web sobre este espacio, cuyo nombre significa de casa en euskera.

Y, al frente de esa casa, este cordobés de 32 años, que entró como stager en Lasarte con 19 años tras abandonar sus estudios de Empresariales para perseguir el sueño de ser cocinero. Así, lo que en principio iba a ser una estadía de 1 año en Lasarte se convirtió en un master cuatro temporadas en el que estableció con Berasategui una relación tan buena que, cuando el cocinero vasco se propuso abrir en Ibiza, lo escogió para llevar la cocina de su nuevo establecimiento.

Un chef, Paco Budia, a quien el propio Martín Berasategui definió en 2019 como “un grande entre los grandes, con un sinfín de virtudes, que se deja la piel en esta bonita profesión y que dará mucho que hablar”. No se equivocó el maestro vasco con aquel fichaje. Hoy, el talento culinario de Budia contribuye a mantenerlo como el cocinero español más laureado del mundo.

Etiquetas
stats