Ni silencio ni olvido: El Estado repara a los 249 funcionarios de Córdoba represaliados por el franquismo

Cementerio de La Salud | MADERO CUBERO

“Esto no es simbólico. Esto es necesario”. 83 años después, una ministra del Gobierno de España ha acudido a Córdoba a mirar a los ojos a las víctimas del franquismo de la ciudad y ha entregar a los funcionarios municipales represaliados un documento que supone una “reparación moral” y “personal” de los daños sufridos. “Esto es una deuda del Estado con sus víctimas. Son las víctimas de todos”, ha asegurado en un acto solemne en la Sala Capitular de Orive la ministra de Justicia Dolores Delgado. La ministra, junto a la alcaldesa, Isabel Ambrosio, han entregado a los familiares de los 249 funcionarios municipales represaliados por el franquismo (80 fueron fusilados) los documentos oficiales que certifican su reconocimiento como víctimas.

“Se empieza por el olvido y se termina por la indiferencia”, dijo la alcaldesa, citando al premio Nobel José Saramago. “Toda herida que no se limpia acaba por infectarse”, sostuvo, al tiempo que agradeció a Ana Verdú, directora del Archivo Municipal, por el trabajo de recuperación de la memoria de todos estos trabajadores del Ayuntamiento de 1936 que fueron detenidos o fusilados en la ciudad “en la que no hubo guerra”.

“Se devuelve de alguna manera la dignidad y la memoria a muchas familias cordobesas que durante demasiados años han tenido que estar viviendo aislados, represaliados y sobre todo al margen de aquello por lo que sus familiares perdieron la vida, que era la legalidad, el compromiso que tenían con el régimen democrático que se establecía antes de la contienda y la defensa que han hecho en todo momento de la libertad, la democracia y la justicia social”, ha asegurado la alcaldesa.

Ambrosio ha declarado que “hoy, aunque sea demasiado tarde, más de 40 años y algunos han tenido que esperar hasta 83 años, se da también cumplida cuenta de lo que debe ser una etapa más de nuestro pasado que está llamada a no repetirse y para ello hay que recordarla continuamente, sacar la verdad, establecer elementos de justicia y reparar a aquellas víctimas que han tenido que esperar demasiado tiempo para que este momento llegara”.

Por su parte, la ministra arrancó afirmando que solo en Andalucía hay “más desaparecidos” durante el franquismo que en “Argentina, Chile y Guatemala juntas”. “Algunos de los atentados más terribles se cometieron aquí y han sido escasamente recordados”, lamentó. “Córdoba fue una ciudad donde la represión franquista se ensañó especialmente”, dijo. “Córdoba por su situación estratégica sufrió los estragos antes de que la guerra avanzase. 4.000 personas fueron asesinadas. 1.389 están sin identificar y fueron arrojadas a las fosas comunes”. Suponen “el 4 por ciento de la población” de la época.

La ministra ha resaltado que “se dignifica a los funcionarios municipales y funcionarias que fueron objeto de represalias solamente pues por su ideología”, a lo que ha añadido que “son personas que en su momento perdieron la vida y la libertad por defender unos valores que hoy son nuestros valores constitucionales”.

Por tanto, ha asegurado que “hoy podrían ser patriotas de la democracia y la libertad actual”, de forma que “es algo paradójico, que se reconozca a represaliados que lo único que hicieron fue luchar por la libertad”, ha apuntado Delgado.

Además, ha puntualizado que “lo más importante es que esto no es memoria histórica y no es una leyenda del pasado, sino que es el presente y sobre todo el futuro”. A su juicio, “necesitamos construir ese relato que nos enseñe y nos muestre quiénes fueron aquellos hombres y mujeres que dieron la vida para que nosotros disfrutemos de esta libertad y de este espacio de libertad”.

En definitiva, la ministra ha insistido en que “es muy importante la memoria histórica, la memoria democrática y la Constitución de 1978, gracias a aquellos hombres y mujeres”.

Trabajos en las fosas de Córdoba

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha manifestado este miércoles que confía en que las labores de exhumación de restos en fosas de víctimas de la Guerra Civil Española, en cumplimiento de la Ley de Memoria Democrática, no se paren en Andalucía ante el nuevo Ejecutivo autonómico, “porque las víctimas lo merecen y esto no es buscar, sino dignificar, dar tranquilidad y trabajar por las víctimas”.

Así lo ha remarcado la ministra en una visita junto a la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, a los trabajos de exhumación de víctimas de la represión franquista en el Cementerio de la Salud de dicha capital, junto a otros representantes institucionales, como la subdelegada del Gobierno en la provincia, Rafaela Valenzuela, y el ex director general de la Memoria Histórica Fernando Martínez, y de asociaciones de la memoria histórica.

En este sentido, Delgado ha dicho “a ver qué ocurre ahora en la Junta de Andalucía”, aunque ha aclarado que el Gobierno tiene también su plan, “pero siempre coordinado”, porque “se ha trabajado durante estos ochos meses coordinadamente desde la Dirección General de Memoria Histórica con todas las administraciones y especialmente las autonómicas”, ha valorado.

De este modo, la ministra espera “poder seguir trabajando, porque se estaban consiguiendo unos espacios comunes, muy transversales, aprovechando muchas sinergias e incluso estableciendo protocolos”, de manera que ello “supone ahorrar recursos en esto”, ha afirmado.

También, ha destacado que ha recibido “información de primera mano de cómo están los estudios de las fosas comunes, los trámites y momentos en su caso para la exhumación” en el citado cementerio.

Mientras, la alcaldesa ha reivindicado “el compromiso asumido desde el gobierno municipal con el apoyo, en este momento casi en solitario, del Gobierno de España sobre el cumplimiento de la Ley de Memoria Democrática”.

Dicha ley, en palabras de la regidora, “viene de alguna manera a reparar el olvido durante tantos años, ese recuerdo que tienen muchísimos familiares y que quisieran tener algo más que un recuerdo”, así como “el compromiso que se ha mantenido como sociedad que apuesta por la democracia, la libertad y la justicia social”.

Al hilo de ello, Ambrosio ha expuesto que “ninguna sociedad que se preste va a seguir dando pasos hacia adelante en la democracia, la libertad y la justicia social, si no es capaz de reparar también su pasado”.

En concreto, ha detallado que la ministra ha conocido “el lugar donde están los restos del último alcalde socialista que tuvo la ciudad antes de julio de 1936, cuando se inició la Guerra Civil, y que fue fusilado, Manuel Sánchez Badajoz”, al tiempo que ha conocido el trabajo que realiza el equipo científico en la parcela de San Ramón “con el descubrimiento y la capacidad para poder extraer los restos de muchos cordobeses que durante esos primeros meses de la Guerra Civil fueron represaliados y asesinados por defender la democracia y la libertad”.

Etiquetas
stats