¿Y si tras el infierno de calor las máximas caen 10 grados?

Una chica mete la cabeza en una fuente en Córdoba | TONI BLANCO
Aemet prevé que el viernes el termómetro no supere los 34 grados, que aunque no sea fresco es un alivio tras la situación actual | Sigue el aviso naranja para martes y miércoles

Siempre que llueve, escampa. Es una máxima de los meteorólogos, y también de las abuelas para hablar sobre el sentido de la vida. Y siempre que hace calor, al final (cada vez más tarde, parece) acaba refrescando. Pero el problema es que está haciendo tanto calor que la llegada de una temperatura normal para estas fechas del año va a parecer un descenso brusco de los termómetros, que van a pasar de 44 grados de máxima a solo 34 el viernes.

Al menos, esa es la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). De momento, el aviso naranja (este lunes debería haber sido rojo) sigue activo en Córdoba y el Sur de la provincia para este martes, y en Córdoba, la Campiña y la Vega del Guadalquivir para el miércoles. No obstante, está previsto que ya el miércoles se note un leve respiro, con máximas, no obstante, que seguirán estando por encima de los 40 grados pero que no serán tan asfixiantes.

Ya el jueves, y por primera vez casi en una semana (algo que tampoco ha pasado hasta ahora), el termómetro bajará de los 40 grados y se situará en 37 de máxima, según el modelo de previsión automática de Aemet. El viernes, entonces, se quedará el mercurio en los 34 grados para (malas noticias) volver a subir algo de cara al fin de semana. No obstante, no serán los asfixiantes 40 grados de estos días, una situación absolutamente inusual para estas fechas del año.

De posibilidad de lluvia o tormentas de momento, nada de nada. Tiempo seco, sol y temperaturas menguantes pero igualmente altas. El respiro va a ser así. Tampoco va a hacer falta abrigarse.

Etiquetas
stats