Una semana para que Bellido sea alcalde de Córdoba con la Gerencia como único escollo

José María Bellido e Isabel Albás, en el Bulevar del Gran Capitán | ÁLEX GALLEGOS

Dentro de una semana, sobre las 11:00 de la mañana, José María Bellido se convertirá, con casi toda probabilidad, en el próximo alcalde de Córdoba. Por delante quedan siete días de negociaciones con Ciudadanos, el que es a buen seguro el socio preferente del candidato del PP y con el que hay muy buena sintonía. Aunque las negociaciones locales están aplazadas por la formación naranja hasta que la dirección andaluza no mueva ficha, el pacto en Córdoba se da por hecho por una sencilla razón: no es necesario sentarse con Vox para que José María Bellido sea alcalde.

Sin embargo, en estos siete días el acuerdo entre estos dos futuros socios de gobierno solo presenta, en principio, un escollo. Ciudadanos quiere presidir la Gerencia Municipal de Urbanismo. Y el PP también. El resto de las competencias municipales son más o menos negociables, pero la Presidencia de la Gerencia es el gran deseo de ambas formaciones.

El PP y Ciudadanos en Córdoba tienen buena sintonía. Bellido y Albás se han hecho durante esta semana previa varias fotografías juntos: en la Feria, en la inauguración de una exposición... El propio Bellido informó de que había mantenido una reunión con Albás donde se sentaron las bases para la negociación. Pero Albás ha congelado los pasos, de momento, a la espera de lo que diga la dirección andaluza de Ciudadanos, que está negociando al más alto nivel con el PP qué es lo que va a pasar en otras capitales donde sus votos son decisivos como Jaén o Granada.

En Córdoba, mientras tanto, las negociaciones están suspendidas a la espera de lo que decida la dirección andaluza. El detalle local, confirman fuentes de ambas formaciones, se negociará de una manera rápida. En el PP cuentan con que Ciudadanos gestionará el Instituto Municipal de Turismo (Imtur). También el Instituto Municipal de Deportes. El resto de competencias serían negociables, aunque los populares también quieren amarrar Gestión y Contratación. Estas delegaciones, junto con Urbanismo y Hacienda, son los motores que hacen funcionar al Ayuntamiento.

En cuanto a Vox, el PP sí que quiere garantizarse el apoyo de los dos concejales de la formación de Santiago Abascal para la aprobación de asuntos clave como el presupuesto y las ordenanzas. Eso sí, de momento los contactos con Vox no han sido físicos sino vía telefónica. Los propios concejales en Córdoba tampoco han señalado qué harán en el Pleno de la próxima semana. Y tampoco qué exigen a cambio de un apoyo más o menos directo. Como en el caso de Ciudadanos, esperan instrucciones en este caso de Madrid antes de empezar a tomar decisiones.

Mientras tanto, este viernes arrancaron oficialmente las negociaciones a nivel andaluz entre el PP y Ciudadanos. Entre los populares, uno de los negociadores conoce bien la plaza de Córdoba. José Antonio Nieto fue alcalde de la ciudad cuatro años y durante varios más líder de la oposición municipal. Junto a él, lideran las negociaciones la secretaria general del PP andaluz Loles López y el vicesecretario Elías Bendodo.

De su lado, el comité negociador designado por el partido naranja en Andalucía lo componen la secretaria de Organización, senadora y parlamentaria andaluza, Mar Hormigo; la secretaria de Acción Institucional, Elena Sumariva; y los parlamentarios Raúl Fernández, por Granada, y Javier Pareja, por Málaga. En este caso, todas las decisiones que adopte este comité autonómico deberán ser también ratificadas posteriormente por la Ejecutiva Nacional de Cs.

Etiquetas
stats