Fin de semana a menos de 30 grados antes de la 're-escalada' en el termómetro

Una turista en el paseo de La Ribera | TONI BLANCO

Que el verano sea siempre así. Esto pensarán muchos con el mes de junio tan benigno que estamos teniendo, de temperaturas agradables, a ratos frescas. La máxima mensual a fecha de 12 de junio en Córdoba capital apenas alcanza los 32.1 °C de la tarde del pasado miércoles. Algo casi impropio de junio, mucho más tras venir de dos semanas de mayo en las que el valle del Guadalquivir coqueteó en más de una ocasión con el aviso amarillo por altas temperaturas. Así vamos a seguir hasta el próximo domingo, cuando las máximas comiencen una escalada que podría acabar llevándonos hasta los primeros 40 grados del año.

El jueves una borrasca atlántica 'tardía' -así la calificó la propia AEMET en una nota informativa- enturbiaba la atmósfera peninsular con un temporal de lluvia, viento y oleaje, que en la provincia llegó a poner bajo aviso por rachas de viento a la campiña cordobesa. El viento y la entrada de aire frío asociado a la borrasca, dejaba una jornada incómoda y con sensación térmica más propia de abril. Los coletazos de esta borrasca van a continuar durante el fin de semana, tanto por el viento que seguirá soplando de componente oeste durante el viernes, como por unas temperaturas sorprendentemente bajas, que volverán a quedarse por debajo de los 30 grados hasta el próximo domingo.

Para entonces el desplazamiento de la borrasca hacia el norte, y la llegada de una segunda baja hasta el archipiélago de las Azores, permitirán la entrada de aire cálido desde el norte de África, con mayor intensidad en el cuadrante suroriental de la Península, lo que hará subir las temperaturas del orden de 4 a 5 grados. Hasta entonces en la provincia vamos a vivir un nuevo fin de semana de agradable 'entretiempo'.

Las máximas durante el viernes y el sábado van rondar los 27 a 28 grados en el valle del Guadalquivir, y los 25 a 26 grados en las áreas de Sierra Morena y de la Subbética. Ambiente fresco, casi frío para la época del año, que dejará en ambas jornadas también unas temperaturas mínimas relativamente bajas. Si la jornada del viernes comenzará con el termómetro marcando los 14 o 15 grados en áreas del Guadalquivir y los 10 a 11 grados en el norte de la provincia, la mañana del sábado amanecerá aún más fresca con mínimas próximas a los 10 grados en el valle e incluso por debajo en cotas medias del sur y del norte.

El domingo 14 de junio comenzará ya a notarse el cambio que nos llevará de vuelta al terreno veraniego. Si bien las mínimas aún se mantendrán relativamente frescas, con pocos cambios respecto a jornadas anteriores, la tarde notará ya un aumento significativo de las temperaturas, con un ascenso generalizado de entre 3 y 4 grados. Las máximas volverán durante esta jornada a alcanzar los 32 o 33 grados en zonas del valle del Guadalquivir, más altas en la mitad oriental que en la occidental, dando comienzo a un repunte que podrá prolongarse durante la próxima semana, que podrá volver a alcanzar el rango de los 36 grados.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats