Salsas Musa se fabricará en Sevilla

Nuevos envases de Salsas Musa.

Salsas Musa se fabricará en Sevilla. El Grupo Ybarra trasladará a su fábrica de Dos Hermanas toda la cadena de producción de esta popular marca cordobesa. Ybarra, de hecho, trasladará todas las instalaciones que actualmente tiene en Alcolea a Dos Hermanas, una fábrica reconstruida tras el incendio que sufrió la empresa en julio del 2016 y que actualmente cuenta con todas las últimas tecnologías para la fabricación alimentaria.

Según han confirmado a este periódico fuentes de la empresa y ha avanzado en su edición local el diario ABC Córdoba, la decisión es estratégica. La compañía asegura que hay un acuerdo total con los trabajadores. Muchos se trasladarán y otros han optado por una baja incentivada con indemnización. Ybarra, asegura, seguirá produciendo Salsas Musa, por la buena salida al mercado que tiene, especialmente en el Norte. Pero eso sí, ya no lo hará desde Córdoba, sino desde Dos Hermanas.

La relación entre estas históricas marcas agroalimentarias, reconocidas por su sabor y personalidad propia, se afianzó tras el incendio sufrido en julio de 2016 por la fábrica de Grupo Ybarra en Dos Hermanas (Sevilla). Ya entonces se firmó un acuerdo entre ambas partes para que Ybarra trasladara parte de su producción a la citada planta en Córdoba.

Ybarra adquirió Musa después de la quiebra de Moreno SA, que hasta su desaparición había sido una de las empresas más importantes del tejido industrial cordobés. Surgida en la década de los 40, comenzó su negocio con la comercialización de aceite de oliva para, poco después, dar el salto a la fabricación de mayonesas y salsas, que se vendieron en todo el mundo bajo la denominación de Salsas Musa y la convirtieron en toda una referencia del mercado agroalimentario español con una facturación superior a los 100 millones de euros a comienzos de siglo.

Sin embargo, los últimos años y la crisis económica golpearon a esta empresa familiar, que a comienzos de 2013 anunció un ERE para su plantilla que trajo consigo la convocatoria de sucesivas huelgas y protestas por parte de los trabajadores, acuciada por los impagos de la empresa.

La adquisición de Ybarra salvó a la marca y también consolidó a la plantilla, con la que ahora se ha llegado a un acuerdo.

Etiquetas
stats