El robot Da Vinci ya opera en Reina Sofía

Robot quirúrgico Da Vinci en Reina Sofía | ÁLEX GALLEGOS

Los robots han llegado a los quirófanos del hospital Reina Sofía con el objetivo de hacerle la vida más fácil a los cirujanos y, sobre todo, a los pacientes. El centro está ya trabajando con el robot Da Vinci, un modelo que permite una cirugía menos invasiva y mucho más precisa, con el que ya se han llevado a cabo una decena de operaciones en las especialidades de Urología y Cirugía General.

El robot, que ha sido presentado por la consejera de Salud, Marina Álvarez, junto al equipo directivo y de cirujanos del hospital, cuesta alrededor de 1,5 millones de euros y permite hacer cirugías mínimamente invasivas con mayor seguridad para el paciente. Con este tipo de intervenciones, las operaciones duran menos tiempo, se realizan incisiones más pequeñas, hay menos pérdida de sangre, menos necesidad de transfusiones, menos probabilidad de infecciones y un tiempo de recuperación más corto para el paciente.

Las especialidades de Urología y Cirugía General son las primeras que ya han utilizado el robot Da Vinci, que permite un abanico de maniobras más precisas que las que pueden hacer las manos del cirujano, para intervenir en espacios estrechos a donde antes no se podía llegar ni siquiera con laparoscopia. Además, el cirujano no opera sobre el paciente en la camilla sino que se puede sentar y opera en una consola que envía los impulsos necesarios a los brazos articulados del robot, que actúa sobre el paciente. Esto hace que el cirujano acumule menos cansancio, que se elimine el posible temblor de manos propio del ser humano y se amplía la visión hasta diez veces más gracias al robot.

Así, el robot quirúrgico Da Vinci se compone de una consola ergonómica. Al lado del paciente se sitúa la torre de visión (formada por controladores, vídeo, audio y proceso de imagen) y el carro quirúrgico que incorpora tres o cuatro brazos robóticos interactivos controlados desde la consola, en el extremo de los cuales se encuentran acopladas las distintas herramientas que el médico necesita para operar, tales como bisturís, tijeras, unipolar, etcétera.

La incorporación del robot Da Vinci forma parte de la apuesta del hospital Reina Sofía por la cirugía robótica y está previsto que, a partir del mes de octubre, cirujanos de otras especialidades como Otorrinolaringología, Maxilofacial, Cirugía Torácica, Ginecología y Cirugía Pediátrica se incorporen para operar también con este robot.

Para ello, el hospital ha establecido un plan de formación para todas estas especialidades, además de para los profesionales de Anestesia y Enfermería, partícipes necesarios en las operaciones quirúrgicas. Se espera que, en su primer año, Da Vinci intervenga en unas 240 intervenciones en el Reina Sofía, una cifra que se espera se vaya ampliando progresivamente conforme se incorpore su uso a las distintas especialidades.

La cirugía robótica se viene utilizando en hospitales de Andalucía desde hace diez años y el modelo Da Vinci se encuentra ya en hospitales de Sevilla y Málaga. Asimismo, uno de estos robots se emplea en la etapa de formación de los médicos residentes para que cuenten con entrenamiento de cara a su incorporación plena a la asistencia quirúrgica hospitalaria.

Etiquetas
stats