La residencia Fernando Santos de Añora renovará instalaciones para uso térmico de biomasa

Visita de la diputada provincial a Añora.

La residencia de mayores Fernando Santos de Añora renovará sus instalaciones para el uso térmico de la biomasa, concretamente, se procederá a la sustitución de la caldera de gasoil, gracias al proyecto de Economía Baja en Carbono, cuyas ayudas han sido tramitadas por la Diputación de Córdoba al IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), en el seno del programa operativo Feder de crecimiento sostenible 2014-2020.

En concreto, la actuación, cuyo importe ascenderá a 62.759 euros, consistirá en la sustitución de las dos calderas que actualmente se encuentran en funcionamiento para la producción de agua caliente sanitaria y generación de calor para calefacción por una única caldera que, consumiendo pellets de madera en lugar de gasóleo, genere la energía requerida para cubrir las necesidades de este centro, según informa la Diputación en una nota.

El edificio, construido en 1996, tiene una sola planta construida alrededor de un patio central principal y otro de servicio, con una superficie total construida de 1.482 metros. Éste se construyó en dos fases, una primera fase en 1996 en que fue edificado el grueso del edificio con 21 habitaciones, y la segunda, en el año 2003, en el que se le amplió con nueve habitaciones más en el ala este.

En este sentido, las actividades a realizar necesarias para llevar a cabo el proyecto versarán en el cambio de calderas actuales de gasóleo a una nueva de biomasa; sustitución de chimeneas actuales por una única; habilitación del recinto de calderas y creación de una zona de almacenamiento de biomasa; instalación de un silo de combustible y de sistemas de transporte del mismo, y actualización de las redes de tuberías.

Igualmente, se procederá a la reforma de los sistemas de expansión; al cambio eléctrico de calderas; a la iluminación, ventilación y señalización del recinto de la caldera, y la instalación de una alarma incendios.

Las dos calderas que se sustituyen tienen una potencia de 170 kilovatios mientras que la nueva por la que se sustituyen será de 150 kilovatios, es decir se conserva prácticamente la misma potencia pero con otro combustible menos contaminante y sostenible, dado que puede funcionar tanto con 'pellets' como con hueso de aceituna.

Igualmente, se bajarán las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en consumo, de los 56.939,01 Kg/CO2/año del estado actual a unos 7.468,87 Kg/CO2/año al estado reformado, bajando las emisiones de CO2 de las instalaciones en 49.470,14 Kg/CO2/año.

Así lo ha recalcado la vicepresidenta primera y delegada de Asistencia Económica a Municipios y Mancomunidades de la institución provincial, Dolores Amo, quien ha subrayado la importancia de este proyecto, dado que “este nuevo sistema se complementará con el ya existente de producción de agua caliente sanitaria con energía solar, lo que, además, supondrá una mejora medioambiental muy significativa, una disminución de la contaminación y un servicio público más sostenible”.

“Con esta actuación permitimos mejorar las condiciones de habitabilidad de la residencia de mayores Fernando Santos de Añora, al mismo tiempo que se contribuye sustancialmente a la sostenibilidad y respeto por el medio ambiente, con un sistema menos contaminante que además utiliza combustibles con los que contamos en nuestro territorio y que permiten también un valor añadido a nuestro campo”, ha destacado Amo.

La también vicepresidenta primera de la institución provincial ha resaltado la importancia de llevar a cabo estas actuaciones y ha asegurado que “es una importante apuesta la que se hace en Añora, contando con fondos europeos, la cofinanciación de la Diputación y la aportación del propio Ayuntamiento”.

Además, ha apuntado que “no quedará sólo en este proyecto, ya que también estamos trabajando en una actuación en el alumbrado público para su sustitución por tecnología LED que permita un mayor ahorro, una mayor calidad lumínica y también reducir de manera significativa la emisión de CO2, y que supondrá una inversión que rondará los 300.000 euros en el municipio”.

El proyecto, que cuenta con un coste de 62.759 euros, fue resuelto favorablemente por el IDAE el 3 de julio de 2019 y su financiación corresponde a Feder, 46.266 euros; a Diputación, 5.177 euros; y al Ayuntamiento, 11.316 euros.

Etiquetas
stats