“Ralentización, recesión y estancamiento”: los sindicatos se muestran preocupados por el paro en la provincia

Dos jornaleras trabajan en un olivar | MADERO CUBERO

Los sindicatos CCOO, UGT y CSIF han mostrado su preocupación por el último dato de desempleo registrado en la provincia, que muestra que, en comparación con diciembre de 2018, Córdoba ha sumado 81 nuevos parados en un mes en el que, tradicionalmente, suele primar la creación de empleo por el empujón de las campañas agrícolas y comerciales.

El secretario de Empleo de CCOO de Córdoba, Manuel Merino, ha celebrado que el paro haya caído respecto al mes de noviembre, si bien ha recodado que “se trata de un descenso puntual”. “Córdoba no tiene motivos para estar satisfecha con la evolución del mercado laboral durante 2019. Hemos acabado el año con casi 67.000 personas en desempleo, con una temporalidad del 96,94%, y con 81 personas desempleadas más que un año antes”, ha lamentado Merino.

A su juicio, con estas cifras Córdoba “va a seguir a la cola en materia de empleo”, y eso significa “más pobreza, más emigración, menos posibilidades de desarrollo y de creación de riqueza”. Por tanto, ha exhortado al nuevo Gobierno a que arbitre medidas extraordinarias para favorecer la creación de empleo “de calidad, con derechos y estable”.

Por su parte, el secretario de Formación y Empleo de UGT Córdoba, Manuel Torralba, consideran las últimas cifras “el mayor exponente de la triste radiografía del mercado laboral cordobés, absolutamente dependiente de sectores con alta temporalidad y precarización como el agrícola y el servicios”.

Para Torralba, los datos son “los esperados para un mes de diciembre”, es decir, “buenos en los términos cuantitativos que nos ofrece la Administración, pero dejando muchísimo que desear en lo que a calidad del empleo se refiere”. “Podemos decir que el empleo se ha estancado definitivamente y que los pronósticos no son nada halagüeños”, ha concluido el secretario de UGT.

Finalmente, la presidenta de CSIF en Córdoba, Dolores Navajas, ha resaltado que las cifras son “un nuevo signo de que podemos estar entrando en un nuevo proceso de ralentización de la economía”, por lo que ha reclamado a las administraciones públicas que “redoblen sus esfuerzos para amortiguar, en la medida de lo posible, los efectos perniciosos de una posible recesión en el mercado laboral”.

Etiquetas
stats