Quejas por la 'venta' del Alcázar de los Reyes Cristianos

Imagen del Alcázar de los Reyes Cristianos | MADERO CUBERO
La junta de personal y el comité de empresa del Ayuntamiento protestan por la privatización de la gestión del monumento

Miembros de la junta de personal y del comité de empresa del Ayuntamiento de Córdoba han mostrado su rechazo hacia la privatización de la gestión del Alcázar de los Reyes Cristianos. “No queremos que el Alcázar se convierta en un chiringuito para enriquecer a una empresa privada”, así lo ha manifestado el presidente del comité de empresa, Juan Miguel Carvajal. En la concentración también han estado presentes los sindicatos CCOO, CTA, UGT, SIPLB, CGT y CSIF.

Serán las taquillas lo que el gobierno municipal privatizará. Las infraestructuras, así como el gasto de mantenimiento seguirán siendo públicos. Una de las principales consecuencias negativas de la privatización que prevén estas entidades es que el acceso a este monumento se verá dificultado por la subida de precios. “El Ayuntamiento cobra por la entrada 4,50 euros, mientras que esta empresa cobra 6,80 sin espectáculo nocturno, con espectáculo serían 9 euros. La gestión privada va a limitar el acceso a un patrimonio que es nuestro, de los cordobeses”, ha declarado MªJosé Víbora, miembro de la junta de personal.

Asimismo, se eliminarán los descuentos que actualmente están vigentes: los mayores de 65 años y los menores de 14 años tendrán un 50% de descuento en la adquisición de la entrada, mientras que antes se veían exentos de pagar.

Con esta privatización, los puestos de trabajo de los ocho empleados del Alcázar se verían afectados por un reajuste. Sin embargo, esta medida, según el presidente del comité “traería consecuencias negativas a largo plazo”. Además, se ha recalcado la falta de información aportada por parte del gobierno municipal sobre este asunto. “Se ha solicitado información sobre el pliego de condiciones y hasta el momento no se nos ha facilitado”, ha afirmado Carvajal.

Desde el Ayuntamiento se justifica esta privatización como un supuesto aumento del horario, según ha explicado Carvajal. Por ello, estas entidades proponen la alternativa de un aumento del personal para poder hacer frente a esta amplitud horaria. En ese caso, no sería necesaria la privatización y los beneficios obtenidos se destinarían a las arcas municipales. “Se estima que la recaudación con los precios del Ayuntamiento ronda los 600.000 euros al año. Esta cantidad podría repercutir de manera positiva en la ciudad y no en una empresa privada”, ha puntualizado Carvajal.

Etiquetas
stats