Un puente entre la persona y la tecnología

Representantes de la Junta en una de las charlas formativas del programa
El programa de la Junta, Andalucía Compromiso Digital facilita el acceso a la Red y ha contado con cerca de 300 voluntarios en la provincia de Córdoba, que destacan la satisfacción de ayudar a los demás

Vivimos en una sociedad donde el volumen de datos, información y conocimiento crece a pasos agigantados en todos los sectores de la vida social. A este hecho contribuye el desarrollo de las denominadas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), que juegan un papel muy importante en la creación y difusión de la información.

En este contexto, y bajo la necesidad crear un acercamiento de todos los colectivos a las tecnologías, surgió hace seis años  Andalucía Compromiso Digital. Desde que comenzara a funcionar en 2008, la iniciativa se ha convertido en un amplio programa de colaboración en el que personas, empresas y organizaciones se implicaron desde el principio en el desarrollo de la Sociedad de la Información y la reducción de la brecha digital en Andalucía.

Uno de los aspectos claves de este programa es el voluntariado digital con el que se ofrece enseñanza y consejo a personas que no están familiarizadas con las tecnologías. A la iniciativa se han unido más de 2.500 voluntarios, aproximadamente 300 de nuestra provincia.

Voluntarios digitales

Valle es una de los 32 voluntarios de este programa actualmente. Tiene 31 años, es licenciada en psicología y es técnico en orientación laboral. Ella explica que algo tan cotidiano y sencillo como puede ser hacer una llamada desde un móvil, buscar información en internet, bucear en redes sociales.. puede resultar complicado para algunas personas. Valle apunta su perfil es el de desempleados cordobeses de más de 40 años. Asegura que la satisfacción de ayudar a otras personas y saber que sus conocimientos los van a usar los demás es una de las sensaciones más gratificantes para ella. “Nos creemos que la ayuda que prestamos a los demás es solo para ellos pero no es así, los voluntarios salimos ganando y disfrutando de la satisfacción de ser útil a los demás”.

Jesús, estudiante de derecho y muy entendido en el campo de la informática, es voluntario del programa desde 2011. Confiesa que la mayoría de las personas que acuden a él nunca ha tenido entre sus manos un ordenador y no confían demasiado en todo lo que tiene que ver con Internet, por desconocimiento, ignorancia o falta de medios. Por eso, el trato con esos usuarios es totalmente personal y lo que se persigue es que estas personas consigan la confianza en sí mismos y descubran todo lo bueno que pueden ofrecer las nuevas tecnologías. Jesús considera además que gracias a su labor él adquiere experiencia, confianza al hablar en público, interactuar con un grupo y formación profesional y que esto lo valoran las empresas.

Por su parte, otra de las voluntarias del programa, Gema, confiesa que ha percibido en estos últimos meses un aumento en el deseo de ayudar a los demás por parte de la sociedad cordobesa. “No sé si será por la gratificación personal, por compromiso o por sentirse reciclado, pero es cierto que en pocos meses ha crecido el número de voluntarios en Córdoba. Tanto los que comenzaron en 2008 como los nuevos, parece que la gente tiene su corazoncito”.

Etiquetas
stats