Los trabajadores de Zumosol mantienen su encierro en la fábrica, que dura ya ocho meses

Trabajadores de Zumosol acampados en la fábrica

Los trabajadores de la planta de Zumosol en Palma del Río mantendrán el encierro en la fábrica, que dura ya unos ocho meses. Ni el frío invernal, ni las temperaturas de este verano han logrado poner fin a la acampada que inició la plantilla el pasado mes de diciembre.

En aquel momento, los trabajadores de la planta extractora de Zumosol acababan de quedarse sin trabajo y sin indemnización por despido y con varias nóminas atrasadas, después de que la empresa Cegeplas, adquiriera la fábrica y la cerrara varios días después, alegando que rompía el contrato de compra al holding empresarial turco Grupo Toksöz.

Aquella operación, que investiga la Guardia Civil y un juzgado, dejó a los 38 trabajadores de Zumos Palma en una especie de limbo legal del que no han salido. Sólo por la mediación de la administración lograron tener acceso al subsidio de desempleo, que se les acaba en enero. Hoy, se les deben ya entre 15 y 17 nóminas, según el trabajador.

A pesar de ello, el encierro se ha mantenido, aunque el grupo ha quedado reducido al mínimo. Una pareja o una persona que se van turnando en el improvisado campamento, montado en la entrada de la fábrica.

La asamblea de los trabajadores, celebrada este martes, ha decidido que la “acampada dignidad” continuará a pesar de las altas temperaturas. Fernando Trujillo, portavoz de la plantilla, ha señalado a este periódico que el encierro es “indefinido”.

“Seguimos acampada hasta que se solucione nuestra situación”, ha comentado Trujillo, que recuerda que tienen una cita en los juzgados en septiembre, toda vez que la instrucción incorpore a la causa las pesquisas de la Guardia Civil sobre la venta presuntamente fraudulenta de la fábrica por parte de Toksöz a Cegeplas. La Inspección de Trabajo ya dictaminó que los despidos habían sido ilegales.

Etiquetas
stats