El IPBS aumentó un 150% su presupuesto durante 2020 para atender necesidades sociales por la pandemia

Francisco Ángel Sánchez, presidente del IPBS, en una rueda de prensa.

El presidente del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) de la Diputación de Córdoba, Francisco Ángel Sánchez, ha hecho este miércoles balance de los programas impulsados por el organismo provincial durante 2020, un ejercicio en el que el IPBS tuvo que "incrementar su presupuesto un 150 por ciento" para atender la necesidades sociales que ha provocado en la provincia la pandemia del Covid-19.

Según ha explicado Sánchez en rueda de prensa, el IPBS ha reaccionado así a las consecuencias de "un año convulso, de un año de pandemia en el que el confinamiento y las diferentes olas provocaron cambios en nuestros métodos y procedimientos".

De esta forma y según ha detallado, "en total se invirtieron 3,6 millones de euros en los programas de Emergencia Social, Empleo Social y Ayudas Económico-Familiares, y se atendió a unas 9.000 personas de manera directa e indirecta, de las cuales 3.161, casi un 40 por ciento, nunca antes habían sido usuarias de los Servicios Sociales de sus municipios".

En este sentido, el presidente del IPBS ha explicado que, "como consecuencia del confinamiento, muchas familias se quedaron sin recursos, lo que hizo que se agudizara su situación y, para darles respuesta, simplificamos nuestros procedimientos para atender sus demandas, e incrementamos los recursos de nuestros tres principales programas".

De esta manera, según ha subrayado Sánchez, "pasamos de un presupuesto inicial en 2020 de 1.460.000 euros a contar a finales de diciembre con 3.641.000 euros ejecutados, un 150 por ciento más", pero ello no implica, según ha señalado, lanzar un mensaje triunfalista, ya que "cuando hablamos de servicios sociales y de la atención a familias en riesgo de exclusión, no podemos dar esta sensación", aunque "sí que podemos decir que se ha hecho un gran trabajo, en colaboración con las alcaldías y las concejalías de Servicios Sociales, pero ojalá no tuviéramos que hablar de estas cantidades".

En este sentido, ha recalcado que "no podemos dejar de atender, pero tenemos que incidir en otras áreas y en políticas que sean transformadoras, no solo asistenciales, sobre todo en la creación de empleo de calidad".

En cuanto a Empleo Social, de los 841.165 euros presupuestados inicialmente en 2020 para este programa, éste se incrementó hasta los 2,4 millones, contando con una inversión final de 3,8 millones, al sumar las aportaciones de las entidades locales, que financian un 35 por ciento del total.

Con esa cuantía se crearon 1.228 empleos, la mayoría de los trabajos en mantenimiento (37 por ciento) y limpieza (28,3 por ciento), y se benefició a 3.379 personas de forma directa o indirecta. El porcentaje de personas que fueron por primera vez usuarias de este programa ascendió al 38,5 por ciento.

Por otra parte, las Ayudas Económico-Familiares llegaron a 1.212 familias, de las que el 36,8 por ciento no habían sido antes solicitantes de esta prestación, señalando el presidente del IPBS que "el presupuesto se incrementó de los 450.000 euros iniciales a 783.165 euros, y el 83 por ciento de las solicitantes fueron mujeres". Con esta inversión se benefició a 4.358 personas en total, de las cuales 2.206 fueron menores de edad.

En cuanto a las ayudas de Emergencia Social, en 2020 se concedieron 723, tras un incremento presupuestario del 122 por ciento, es decir, el presupuesto pasó de 170.000 a 377.742 euros. Un total de 1.288 personas se beneficiaron de estas prestaciones, siendo casi el 42 por ciento de las solicitudes de unidades familiares con un solo miembro. De todas ellas, 298 (el 41 por ciento) no habían acudido antes a los servicios sociales.

Sánchez ha destacado que de la evaluación de los programas se extrae, además, una importante lectura de género, pues "las mujeres han tenido un papel protagonista en 2020, como así confirman los datos, y podemos decir que la precarización de la pobreza tiene cara femenina". En concreto, el 54 por ciento de las beneficiarias de Empleo Social fueron mujeres y éstas también representan el 60 por ciento de las solicitantes de las Ayudas de Emergencia Social. El porcentaje sube hasta el 83 por ciento en el programa de Ayudas Económico-Familiares.

El presidente del IPBS ha subrayado que "todo el trabajo realizado en 2020 nos ha permitido tener un diagnóstico para configurar el presupuesto de 2021, por eso hemos hecho una discriminación positiva y vamos a poner en marcha un programa especial de empleo de carácter social y dirigido a las mujeres".

De igual modo, "hemos visto la necesidad de casi duplicar las cuantías de los tres grandes programas antes analizados, cuyo presupuesto es un 91,6 por ciento superior al de 2020".

Así, el IPBS cuenta en 2021 con 2,8 millones de crédito inicial a disposición de los tres programas; 600.000 euros para las Ayudas Económico Familiares (un 33,3 por ciento más), dos millones de euros para Empleo Social y 200.000 euros para Emergencia Social (un 17,65 por ciento más).

Etiquetas
Publicado el
4 de febrero de 2021 - 03:55 h
stats