Hornachuelos, Junta y la propiedad del Palacio de Moratalla trabajan para su apertura a los turistas

El estanque del ciervo en el Palacio de Moratalla.

El Ayuntamiento de Hornachuelos (Córdoba), la Junta de Andalucía y el banco propietario del Palacio de Moratalla, espacio que tiene el reconocimiento de Bien de Interés Cultural (BIC), trabajarán por la apertura para los turistas. Así lo ha indicado el Consistorio de la localidad en una nota en la que ha detallado que dicha decisión se ha adoptado tras una visita técnica realizada al lugar, donde también se ha podido constatar que se están haciendo mantenimiento en el inmueble y en los jardines.

Hace unas semanas, al Ayuntamiento de Hornachuelos "llegaron noticias y fotografías del estado de deterioro del Palacio de Moratalla y sus jardines", motivo por el que anunció que se pondría "en contacto tanto con la propiedad como con Delegación de Cultura" de la Junta de Andalucía "para trabajar en revertir la situación".

En este contexto, la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, ya manifestó que su Consejería a se precia de tener "mucho diálogo con todos los titulares de patrimonio en Andalucía" y, en el caso concreto del Palacio de Moratalla ya tiene Cultura "comunicación" con la entidad financiera propietaria del BIC.

Igualmente, la alcaldesa de la localidad, María Pilar Hinojosa, se puso en contacto con la propiedad de forma telefónica para agilizar los trámites. Así, los actuales propietarios se pusieron a disposición del Ayuntamiento "para realizar las visitas técnicas oportunas, mostrar los trabajos de mantenimiento que llevan realizando desde que adquirieron la finca en noviembre de 2018 para devolver a la misma su estado óptimo y de seguridad, y trabajar en aras de que los jardines puedan ser visitables".

Durante el pasado 10 de marzo se realizó dicha visita técnica por parte de uno de los técnicos del Ayuntamiento y la concejal de Patrimonio, Teresa Durán, en la que se verificaba el estado de mantenimiento del Palacio y sus jardines, así como los trabajos que se están realizando. Se ha comprobado que efectivamente hay vigilancia 24 horas y un equipo de dos jardineros que realizan un mantenimiento mínimo diario.

Tal y como ha puesto de manifiesto el Ayuntamiento "existen zonas a mejorar como son las fuentes que componen los jardines declarados BIC o muros y barandillas que conforman los jardines, así como la necesidad de un refuerzo en las inversiones tanto en jardines como palacio".

Por otro lado, el estado que presenta el estanque del ciervo "no se encuentra ya tal y como aparece en publicaciones realizadas hace dos semanas, sino que se encuentra debidamente limpio, si bien necesita obras de mantenimiento". Además, "existen algunos árboles que están enfermos, entre los cuales destaca uno que se encuentra apuntalado para su posterior tala".

El representante de la propiedad ha puesto de manifiesto que "en los presupuestos de este año destinados al Palacio de Moratalla se van a acometer las obras de reforma y mantenimiento de la capilla del Palacio así como de sus tejados". Igualmente, han recogido las peticiones del Ayuntamiento de "reforzar la puesta en valor de los jardines, ya que actualmente son las mínimas indispensables".

Finalmente, el Ayuntamiento ha recordado la necesidad de volver a abrir el bien para sus visitas turísticas. Cabe señalar que es "interés de todas las partes" (propiedad, Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Hornachuelos), trabajar conjuntamente para que este Bien de Interés Cultural, declarado en 1983, siga guardando su valor patrimonial y cultural.

Proyectos no desarrollados

Este inmueble es propiedad de una entidad bancaria desde que hace dos años, sin que se pudieran llevar a cabo los proyectos planeados para el lugar. La Ley de Patrimonio recoge que el propietario de un espacio declarado BIC "está obligado a mantenerlo en perfecto estado y a permitir las visitas", ha resaltado el Ayuntamiento de Hornachuelos.

En este sentido, ha recalcado que han sido varios los proyectos que se quisieron poner en marcha en el lugar, desde un hotel de cinco estrellas, hasta un centro ecuestre de alto rendimiento, un centro de formación postmaster para altos ejecutivos o un campo de golf.

"Si es cierto, que hasta que los adquirió el banco los eventos se podían celebrar en las instalaciones y el turismo que acudía a su llamada era importante y se contaba por miles de visitantes anuales", ha puesto de manifiesto el Consistorio.

El Palacio de Moratalla

El Palacio de Moratalla, está a unos siete kilómetros de Hornachuelos está rodeado de vegetación y jardines diseñados por el ingeniero francés J. N. Forestier partiendo del patrón de Versalles, con senderos y pistas de agua, una naturaleza domesticada que encuadra fuentes y estatuas, miradores hacia el Bembézar y adorno de grotescos sobre una extensión de ocho hectáreas ajardinadas.

Destacan en este conjunto la Fuente del Venado, atribuida a Benlliure, la Fuente de los Ladrones y la Fuente de doña Leonor, en memoria de una de las dos hermanas del Marqués de Viana. Todo el conjunto es de gran belleza y es destacable la abundancia de agua y el gran esfuerzo estético en unas masas de vegetación bien libre, bien sometidas a un tratamiento arquitectural y dibujado, que alternan con el juego líquido de las fuentes y corrientes dirigidas en la superficie, con gran maestría escénica en suma. Por todo ello, Moratalla fue declarado Jardín Artístico en 1989.

El conjunto del caserío de Moratalla, se compone de un gran pabellón, que es la casa del señorío y diversas edificaciones de distintas épocas destinadas todas a servicios agrícolas y ganaderos. Se conserva una pequeña capilla con espadaña de dos arcos con campanas, construcción muy restaurada como toda la finca.

A finales del siglo XIX lo que se llama Palacio o Pabellón Central, dedicado a señorío, constaba de una fachada con un cuerpo central de tres plantas, al que le siguen a cada lado dos cuerpos más bajos de dos plantas y terminan en ambos laterales con dos cuerpos de torre mirador, con balcones en arcada en la parte superior y en el piso medio un balcón que se continua, en la misma habitación, en toda la fachada.

En el cuerpo del centro está la amplia entrada, de arco rebajado y balcón al que corona en la tercera planta, un escudo, de mármol blanco y dos dobles pilastras de adorno que se repiten a través de los tres cuerpos del edificio. Esta construcción es la más modificada y nueva del conjunto de la finca.

Etiquetas
Publicado el
13 de marzo de 2021 - 04:24 h