Estudian la reforma integral de las Urgencias del Centro de Salud de Rute para mejorar su accesibilidad

Visita de la delegada al Centro de Salud de Rute.

La delegada de Salud y Familias en la provincia de Córdoba, María Jesús Botella, ha realizado una visita al Centro de Salud de Rute junto al gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba, Pedro Castro, con el objetivo de conocer de primera mano la realidad de este centro sanitario y la actividad que desarrollan sus profesionales. “La Atención Primaria tiene mucho trabajo actualmente porque estamos en una pandemia, pero está perfectamente organizado y planificado para que el funcionamiento sea perfecto”, ha señalado Botella, quien ha asegurado que “la asistencia sanitaria en Rute está absolutamente garantizada gracias al gran equipo de profesionales de este Centro de Salud”.

Durante la visita la delegada comprobó el estado los bajos de este edificio, un espacio amplio que ha sido utilizado en los últimos meses para la vacunación contra la COVID y que, por la ubicación del propio inmueble en un terreno en pendiente, tiene acceso directo en cota cero desde la calle Doctor Fleming. “Nos gusta mirar a futuro, tener proyectos para poner en marcha”, ha subrayado Botella que ha adelantado su intención de “estudiar la posibilidad de utilizar el sótano para ubicar ahí toda el área de Urgencias, lo que además de mejorar la calidad del servicio y facilitar la accesibilidad de los usuarios supondría la liberación de espacios que servirían para ampliar consultas en el resto del edificio”. Igualmente, y de forma anexa, existe un espacio “que utilizaríamos para estacionamiento de la ambulancia” que presta servicio en toda la zona.

En la actualidad la UGC de Rute cuenta con siete facultativos, uno por cada cupo de Atención Primaria, “de los que seis cuentan con plaza en propiedad y otro se encuentra con contrato eventual”, así como un cupo de Pediatría “cubierto por un médico de familia que hace estas funciones para las que está perfectamente capacitado”, ha apuntado la delegada que ha recordado que “padecemos desde hace años una falta de médicos pediatras en el conjunto del país, por lo que en aquellas situaciones en que no se puede cubrir la asistencia por estos especialistas se suple con facultativos de Atención Primaria que garantizan en todo momento la asistencia sanitaria a la población infantil”.

En este sentido, María Jesús Botella ha hecho referencia a una circunstancia similar que ha sucedido en este Centro de Salud en las últimas semanas y que ha obligado a reorganizar la actividad asistencial para este segmento de población. “Los niños han estado perfectamente atendidos por consulta telefónica, si era conveniente, o presenciales por el pediatra del Centro de Salud de Iznájar o los facultativos de Atención Primaria de Rute correspondientes al cupo de sus progenitores”, ha explicado la delegada.

En cuanto a la demora en la demanda clínica, se sitúa en 0,33 días para asistencia telefónica mientras que la presencial está en 0,17. “En Atención Primaria hay mucho trabajo, pero para nada hay colapso”, ha afirmado Botella, que ofreció cifras asistenciales de este centro que ha atendido 4.716 consultas durante el mes de enero, siendo la media por profesional de 42 consultas diarias.

Etiquetas
stats