Empleo inicia un proyecto de colaboración público-privada para 382 parados con dificultades de inserción

El delegado de Economía, Ángel Herrador, en una imagen de archivo.

El Servicio Andaluz de Empleo (SAE), agencia adscrita a la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, ha puesto en marcha un proyecto piloto de colaboración público-privada que va a facilitar la intermediación laboral a 382 desempleados de Córdoba con dificultades de inserción laboral.

Según ha informado jóvenes entre 18 y 29 años (190), por un lado, y parados de larga duración (192), por otro, dos de los colectivos más castigados por el paro y que presentan necesidades específicas que limitan su capacidad de encontrar un empleo.

El servicio a nivel andaluz lo prestarán dos uniones temporales de empresas (UTE), para garantizar una mayor cobertura territorial, en concreto las UTE de la Corporación Andaluza de Empleo Andalucía Occidental y de la Corporación Andaluza de Empleo Andalucía Oriental, integradas por agencias de colocación que han resultado adjudicatarias de un contrato licitado por el mecanismo de concurrencia competitiva por valor 1,92 millones de euros.

A este respecto, el director provincial del SAE en Córdoba, Ángel Herrador, ha explicado que este proyecto se centra en dos colectivos que sufren fuertemente la lacra del desempleo, como son "los parados de larga duración, que en Córdoba representan el 46 por ciento del total de parados de la provincia, con 36.705 personas, o los más jóvenes, de entre 18 y 29 años, que conforman en 22 de los desempleados, 17.621 personas".

Este proyecto tendrá una duración de 24 meses y permitirá al SAE la remisión, a las agencias de colocación adjudicatarias, de personas desempleadas que necesitan actuaciones de inserción de forma integral y con un acompañamiento intensivo, incluido el periodo en el que ya han encontrado una ocupación.

El objetivo, según ha concretado Herrador, "es llevar a cabo actuaciones de inserción laboral de forma integral, que incluyen acciones de orientación, formación, intermediación, ayuda en la búsqueda de empleo, captación de ofertas de trabajo, promoción de candidatos u otras que sean necesarias para alcanzar el objetivo de la inserción efectiva del desempleado".

Herrador ha incidido en que será un programa integral "que incluye un acompañamiento intensivo de las personas durante todo el día y todos los días de la semana, incluso después de encontrar una ocupación. Se considerará que una persona desempleada ha sido insertada si formaliza un contrato de trabajo durante al menos seis meses a tiempo completo, en un período de ocho meses".

La colaboración del SAE con estas entidades tiene como objetivo sumar recursos en políticas activas de empleo, de tal forma que se refuerce y complemente la actuación pública. Es un modelo de colaboración complementario y en ningún momento sustitutivo, ya que el servicio que prestarán las agencias de colocación será especializado y destinado a dos de los colectivos más castigados por el paro, como son los jóvenes y los parados de larga duración.

La atención que lleven a cabo estas entidades será gratuita y de carácter voluntario para los desempleados y consistirá en una atención individual con una duración mínima de sesenta minutos, la realización de un diagnóstico y evaluación del perfil competencial que incluya el diseño del itinerario personalizado de inserción y una oferta de empleo adecuada. Además, los usuarios podrán tener acceso a otras acciones de orientación y formación.

La persona interesada en acceder a este servicio debe estar registrada como demandante de empleo en el SAE, y podrá solicitar su participación a través del Área de Gestión y de la App del SAE o mediante cita previa en las oficinas de empleo o en las unidades de orientación.

Cuando los demandantes de empleo solicitantes del servicio sean derivados a las agencias de colocación, recibirán una comunicación de dicho envío a través de SMS o del correo electrónico que tenga informado en su demanda de empleo.

El SAE ha establecido una clasificación por perfiles para la selección de los desempleados, basada fundamentalmente en criterios de edad y el tiempo que lleve en desempleo, estableciendo dos grupos: el de personas jóvenes desempleadas, inscritas como demandantes de empleo, de entre 18 y 29 años, y personas paradas de larga duración. En el caso de que la persona esté inscrita como trabajadora del sector agrario, el periodo será de al menos 180 días.

La selección de las personas demandantes para este servicio se realizará atendiendo a la fecha de solicitud y verificando el cumplimiento de los requisitos de edad y duración en el desempleo.

La implantación de este proyecto piloto se llevará a cabo en dos fases. La primera de ellas se ha iniciado ya con la información a los demandantes de empleo de este nuevo servicio para que puedan optar a solicitarlo, y continúa con una segunda fase en el mes de febrero de 2021 cuando comenzará la derivación de los usuarios.

Con este proyecto de colaboración público-privada se da cumplimiento a los objetivos de la Estrategia Española de Activación para el Empleo 2017-2020 y de la ejecución efectiva de los fondos destinados a este fin, fondos finalistas procedentes del Estado que no pueden emplearse en otros capítulos. De hecho, Andalucía ha perdido en anteriores legislaturas 78,5 millones en fondos procedentes del Estado destinados a este tipo de actuaciones.

Las agencias de colocación están reguladas en el Real Decreto 1796/2010, de 30 de diciembre, y son entidades públicas o privadas, que realizan actividades que tienen por finalidad proporcionar un trabajo a las personas desempleadas.

Son un instrumento, tanto del Servicio Público de Empleo Estatal, como de los servicios públicos de Empleo de las comunidades autónomas, que éstos pueden utilizar en la medida que consideren necesario para que las personas que buscan empleo lo encuentren en el menor plazo posible.

Etiquetas
Publicado el
2 de febrero de 2021 - 03:50 h