Propuestas para darle “vidilla” a los minibuses

Imagen de uno de los minibuses de Aucorsa | MADERO CUBERO
Cinco asociaciones vecinales del casco histórico presentan opciones para que la línea C2 gane viajeros | Mejoras en el recorrido, contenido turístico y comercial, pintarlo de verde o señalizar mejor las paradas son algunas de las sugerencias

Cinco asociaciones de vecinos del casco histórico: Axerquía, Galea Vetus, San Bartolomé, Regina Magdalena y La Fuenseca, presentaron el pasado viernes en el Ayuntamiento un documento con propuestas para mejorar el servicio que actualmente se presta con los minibuses de la línea C2. Se trata, en palabras de Juana Pérez Girón, responsable de los vecinos de la Axerquía, de “darle un poco de vidilla” a un servicio que, en su primer año en funcionamiento, obtuvo una media de poco más de 2.200 usuarios al mes; unas 70 personas al día. Y todo ello, pese a que la responsable de Aucorsa, Ana Tamayo, “nos ha prometido que se mantendrá la línea”, señaló Pérez.

Entre las propuestas presentadas, las asociaciones vecinales apuestan por una mejora del recorrido de los minibuses, que actualmente tienen desviado su trayecto por las obras en López Diéguez, y que éste sea consensuado con las asociaciones y vecinos de la zona del casco; junto a éste, hacer más visibles las paradas o en su caso el recorrido, promocionar su uso a través de una campaña de publicidad o pintarlo del verde corporativo de Aucorsa para hacerlo más reconocible.

Las propuestas no se quedan ahí, sino que abogan por potenciar el uso turístico y comercial de estos vehículos, que costaron cerca de un millón de euros al Consistorio, a poco más de 300.000 euros por minibús. De esta manera, en el apartado turístico los vecinos quieren que se potencie el hecho de que la línea C2 transcurre por una zona con un innegable valor histórico y cultural (la ruta de las iglesias Fernandinas, el Palacio de Viana, el Templo Romano...) ofreciendo al turista información sobre los monumentos por los que pasa la línea, así como la posibilidad de crear una tarifa turística que permita realizar transbordos en algún punto y continuar después sin coste añadido. Esta medida entraría en directa competencia con el servicio que prestan ahora mismo los minibuses turísticos, que funcionan bajo concesión privada.

Del otro lado, el comercial, los vecinos señalan que los minibuses pasan por zonas de interés comercial como la avenida de Barcelona, el mercado de la Corredera o, en un futuro cercano, por Tendillas. De esta manera, se reclama una medida similar a la planteada en materia turística: repartir folletos informativos con el recorrido comercial y fomentar los acuerdos con los comerciantes para que se incentive el uso del servicio a cambio de ofertas o rebajas en el billete. La última de las opciones planteadas se refiere a incentivar la línea por parte de los trabajadores de organismos públicos (Ayuntamiento, centros de salud, facultades, colegios...).

Etiquetas
stats