Prohibido manifestarse con un ataúd (de los de verdad)

Imagen del ataúd, esta misma mañana en la puerta del Ayuntamiento de Córdoba.
La Subdelegación del Gobierno envía un escrito a UGT para que impida que los trabajadores de Acsur protesten con un féretro a las puertas del Ayuntamiento

De un tiempo a esta parte es hasta normal que a las manifestaciones alguien acuda con un féretro simbolizando el entierro de algo: un derecho fundamental como la sanidad, la educación, una empresa o los puestos de trabajo de tal o cual colectivo. Lo normal era que el ataúd fuera de cartón. Pero desde hace una semana, los trabajadores de Acsur que protestan en la puerta del Ayuntamiento de Córdoba le han dado la vuelta al marcador y han colocado a escasos metros de la puerta por la que entra el público un féretro de los de verdad.

Este hecho ha llegado hasta la Subdelegación del Gobierno, que ha puesto el grito en el cielo. El secretario general de esta institución ha enviado un oficio a UGT en el que viene a pedirle que dejen de usar el ataúd de verdad. “Hemos tenido conocimiento de que en alguna concentración realizada por ustedes han utilizado un féretro”, advierte el secretario. “Le advertimos que deben tener en cuenta la normativa de Policía Sanitaria Mortuoria Decreto 95/2001 de 3 de abril” y “la normativa municipal” que, concluye, no permite que “dicho féretro pueda ocupar la vía pública”. Por eso, advierte que la próxima vez que un policía lo vea “habría que proceder a ordenar la inmediata retirada de dicho ataúd con la advertencia de que si no se hiciese se procedería a la retirada de dicho elemento por parte de los operarios municipales”.

Y no lo han hecho. Esta misma mañana, como puede verse en la fotografía, el ataúd seguía instalado a las puertas del Ayuntamiento a primera hora. Los trabajadores de Acsur, que piden la subrogación de sus contratos con Emacsa, han sido advertidos por la Policía de que le pueden tramitar ante la Subdelegación del Gobierno “una multa de las gordas”.

Etiquetas
stats