A prisión dos jóvenes por robar a dos menores y agredir a un policía

La Policía Nacional tuvo que perseguir por azoteas de la avenida del Mediterráneo a los sospechosos | Los arrestados son también autores de otros ocho robos en la ciudad

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos jóvenes, de 19 y 28 años respectivamente, como presuntos autores de varios delitos de robo con violencia e intimidación perpetrados recientemente en la ciudad. Los dos jóvenes han sido enviados a prisión. Además, a uno de ellos se le imputa un delito por atentado a agente de la autoridad, tras ocasionarle una herida en la frente, que ha precisado para su sanación 12 puntos de sutura, según ha informado el Cuerpo Nacional de Policía a través de una nota de prensa.

Las detenciones tuvieron lugar pasadas las 18.30 del 1 de febrero, tras recibirse una llamada en la Sala Operativa del 091 en la que se alertaba que un menor de edad había sido víctima de un robo con intimidación por parte de dos individuos que le han sustraído su teléfono móvil y una chaqueta en las proximidades de la avenida de Arroyo del Moro.

Ante tal requerimiento, de inmediato se comisionó al lugar a varios indicativos policiales, cuyos integrantes se entrevistaron con la víctima. Entonces, se estableció un dispositivo de búsqueda con los datos aportados por el menor, fruto del cual se logró localizar a los dos presuntos autores del robo cinco minutos después cuando caminaban por las inmediaciones de la avenida del Mediterráneo. En ese momento, los agentes le dieron el alto policial. Uno de ellos, de forma sorpresiva, reaccionó violentamente lanzándole una lata de refresco en el rostro a la altura del ojo izquierdo a uno de los agentes, que perdió la conciencia y cayó al suelo, aprovechando esta circunstancia los ladrones para emprender la huida a pie.

No obstante, el compañero del agente lesionado avisó de lo ocurrido por medio de su equipo de transmisiones al resto de los indicativos en servicio, logrando localizarlos nuevamente en las inmediaciones. Nuevamente, y al detectar la presencia policial, los jóvenes se introdujeron en el portal de un edificio, produciéndose una persecución por las azoteas de los bloques aledaños, siendo finalmente alcanzados y detenidos, e interviniéndoles in situ la chaqueta y el teléfono móvil previamente sustraídos al menor.

Una vez en dependencias policiales se pudo constatar la participación de estas dos personas en un robo con violencia efectuado apenas una hora antes en la Cruz del Rastro, donde no dudaron en golpear a otro menor y a su acompañante para sustraerles sus terminales telefónicos.

Igualmente los investigadores han logrado determinar la autoría de uno de ellos en la comisión de otros ocho robos llevados a cabo recientemente.

Etiquetas
stats