Las primeras investigaciones apuntan a una quema de rastrojos como origen del fuego de madrugada

Las llamas, vistas desde el Norte de la ciudad.

Las primeras investigaciones apuntan a una quema de rastrojos como origen del fuego que en la madrugada de este viernes ha quemado unas 250 hectáreas de cultivo en las afueras de Córdoba. Según ha apuntado el teniente de alcalde de Seguridad, Emilio Aumente, “anoche se levantó bastante viento y apareció una quema de rastrojos al otro lado del Arenal”, expuso, a falta de que la investigación, que dirige la Guardia Civil, confirme este extremo.

El fuego se propagó rápidamente por el viento, pero también porque se originó un segundo foco junto al centro de reciclaje del vertedero de Sadeco. Los bomberos priorizaron este foco, que podría llegar a ser más peligroso si llega a alcanzar estas instalaciones, repletas de residuos de la ciudad. Ya sobre las 1:30 se recibieron avisos por quema de contenedores en la ciudad y pastos en otros puntos. Ante ello, los bomberos tuvieron que decidir a qué acudir primero y apagar estos incendios que podrían haber provocado problemas dentro de la ciudad.

“Nos quedamos en cuadro”, admitió Aumente, en rueda de prensa, quien valoró el trabajo de los bomberos durante las labores de extinción del fuego. “Esta es una época muy peligrosa” y recordó que “la quema de rastrojos está prohibida”.

“Aquello tiene un propietario”, señaló, en referencia a si finalmente se sanciona o no a la persona que pudo haber iniciado el incendio. Sin embargo, este extremo es algo que la investigación tiene que confirmar.

Etiquetas
stats