El PP, “atento” al escrutinio oficial por si gana un concejal

.
Los populares anuncian que abren un periodo de “diálogo” con todas las fuerzas políticas “sin exclusiones” por la posibilidad de un gobierno municipal más amplio

El coordinador de la campaña del PP en estas elecciones municipales, Miguel Ángel Torrico, ha anunciado esta mañana en una rueda de prensa de balance de la jornada electoral de ayer que “vamos a estar muy atentos” al recuento definitivo de los votos que se realizará el miércoles por si finalmente puede bailar algún concejal en favor de algún partido u otro. Torrico explicó que el recuento de anoche es provisional y que el definitivo no se producirá hasta el miércoles.

Así, detalló que los márgenes por los que se han repartido los concejales son muy estrechos. De esta manera, el partido que podría perder un edil, según sus cálculos, es el PSOE. El que más cerca estaría de obtenerlo sería Ciudadanos, cuyo tercer concejal estaría a 260 votos. Mientras, el PP lo lograría si consiguiese en ese recuento definitivo 700 votos más que los que obtiene ahora mismo. “Vamos a estar muy atentos”, insistió Torrico. En las pasadas elecciones autonómicas, Vox pidió un recuento manual en Sevilla y allí el PP finalmente consiguió 1.500 votos más de los que obtuvo en el primer escrutinio.

Así, los populares confían en subir de 11 a 12 concejales, y dejar al PSOE con seis. Eso complicaría un probable tripartito entre PSOE, Ganemos e IU, que solo sumaría 14 concejales, cuando la mayoría absoluta está en 15. De lo contrario, se inclinarían por que el PSOE perdiera el séptimo en favor de Ciudadanos. Así, aunque el PP se quedara en 11 para no gobernar debería haber un acuerdo entre cuatro partidos: PSOE, Ganemos, IU y Ciudadanos.

Torrico ha comparecido esta mañana de manera extraordinaria en la sede del PP junto a José María Bellido. Ambos han anunciado que desde primera hora el alcalde en funciones, José Antonio Nieto, está hablando por teléfono con el resto de candidatos que han obtenido representación en el futuro Pleno del Ayuntamiento. El objetivo de estas llamadas es establecer un “diálogo” para posteriormente “concretar una ronda de conversaciones” y reuniones por si se pudiese dar la posibilidad de constituir “un posible acuerdo” para un posible gobierno.

Los populares aseguran que no cierran ninguna puerta ni marcan “ninguna línea roja”, como aseguran hacen el resto de formaciones. “Ha de primar el diálogo entre todas las fuerzas políticas sin exclusiones”, dijo José María Bellido. “El diálogo es de todos con todos”, insistió Torrico. El PP no se resigna a que finalmente pueda mantener el gobierno en el Ayuntamiento y que el pacto entre PSOE, Ganemos e IU no fructifique. “Esperamos que el programa de estas fuerzas políticas sea algo más que echar al PP”, dijo Torrico, quien insistió en que se ha abierto “un tiempo nuevo”.

En cuanto a la autocrítica, Bellido sostuvo que a los populares les ha castigado en esta ocasión la abstención y explicó entre los posibles motivos de haber obtenido 30.000 votos menos problemas de comunicación y un cambio de tendencia a nivel nacional. Así, el teniente de alcalde en funciones de Hacienda dijo que “es evidente que algo no hemos hecho bien” y que “quizás deberíamos haber sido más explícitos y explicar con más detalle lo mal que estaba la Hacienda municipal”. También agregó que “quizás el mandato se nos ha quedado corto” y que “es evidente que algo no ha funcionado”.

Etiquetas
stats