La 'Pólvora' de Leiva estalló en la Axerquía

Concierto de Leiva en la Axerquía | MADERO CUBERO
El excantante de Pereza presenta en la Axerquía su último disco ante 1.500 personas en uno de los conciertos más flojos de público del Festival de la Guitarra

José Miguel Conejo, más conocido como Leiva, y uno de los cantantes de moda del panorama musical español, no consiguió anoche llenar el Teatro de la Axerquía, y eso que el precio de las entradas era uno de los más bajos de esta edición del Festival de la Guitarra y que como telonero, llevaba al que es considerado el poeta del rock español José Ignacio Lapido, ex guitarrista y letrista del grupo 091, uno de los grupos de culto de los años 80.

Pasaba la 1 de la madrugada cuando el ex miembro del dúo Pereza, saltó al escenario para presentar ante el público de Córdoba su último trabajo en solitario Pólvora. Lo hizo con su característico look, sombrero de ala ancha a lo Keith Richard y unos pantalones pitillo que acentuaban su delgada silueta, lo que le ha servido para ganarse el apodo de Leiva en honor al jugador del Atlético de Madrid Leivinha.

Los cantantes fue la canción elegida para abrir un concierto en el que durante una hora y cuarenta y cinco minutos repasó su trayectoria en solitario, en la que ya han salido a la luz dos trabajos, Diciembre y Pólvora, y donde no faltaron tampoco temas conocidos de su paso por Pereza. Le siguieron Cerca y Animales antes de dirigirse por primera vez en la noche a su público micrófono en mano para agradecer su asistencia. En su alocución tuvo también palabras para el “fantástico y longevo” Festival de la Guitarra de Córdoba del que dijo “es un honor poder participar en él”.

Las 1.500 personas que ayer asistieron al Teatro de la Axerquía tenían muchas ganas de rock, y Leiva se lo dio. Acostumbrado a conciertos de pequeño formato, el ex cantante de Pereza no decepcionó. Sonaron temas como Mi mejor versión, Palomas o Afuera en la Ciudad, intercaladas con éxitos de su anterior disco como Diciembre, canción que además da nombre a su primer trabajo en solitario.

Sin soltar la guitarra en ningún momento y acompañado por siete músicos sobre el escenario, el cantante siguió desgranando canciones como Ciencia ficción“, Miedo o Con la mirada perdida en un concierto que se caracterizó por su ritmo rápido ya que no hubo transición entre tema y tema. Tras su primera despedida Leiva volvió a saltar al escenario, sin cambio de vestuario, para poner el broche final a esta noche de rock en la Axerquía con su gran éxito y también una de las canciones más esperadas Terriblemente cruel. Tras ella, aprovechó para felicitar a los aficionados del Córdoba Club de Fútbol por el ascenso del equipo a primera división.

Se despidió de su público con un clásico obligado en todos los conciertos y que ya se ha convertido en un himno entre sus fans, el tema de Pereza Lady Madrid.

Etiquetas
stats