La Policía evita la muerte a un hombre que se dejó el gas abierto para quitarse la vida

Bombona de butano.

Agentes de Policía Local de Lucena se han visto obligados a entrar por la fuerza en una vivienda de la calle Federico García Lorca alertados por un fuerte olor de gas y ante la negativa del propietario, que se encontraba en el interior del inmueble, a permitir la entrada de los efectivos policiales.

Los hechos se han producido en torno a las 14:30 cuando una llamada telefónica por parte de dos mujeres alertaba a la Policía Local de Lucena de la existencia de un fuerte olor a gas en su vivienda, situada en un bloque de pisos de la calle Federico García Lorca. Personados en el lugar y al no obtener respuesta del interior de la vivienda, los agentes se han visto obligados a usar la fuerza para derribar la puerta de acceso, cuyo cierre estaba reforzado hasta con tres candados.

Una vez en el interior del inmueble, los agentes observaron la presencia de un hombre inhalando el gas tras romper deliberadamente la instalación de la bombona de butano. Controlada la situación, una ambulancia del 061 trasladó al propietario hasta el Hospital de Cabra sin aparentes daños, mientras que los Bomberos desplazados hasta el lugar, descartaban daños en la vivienda una vez que quedó plenamente aireada sin concentración de gas en su interior, quedando todo en un gran susto.

Etiquetas
stats