La Policía entrega al juez los atestados por la caída del niño al vacío

Altura desde la que se precipitó el niño de cinco años. Uno de los cristales está precintado tras su rotura.
Los agentes de la unidad Científica inspeccionaron la atracción en la que el menor de cinco años se accidentó, así como el cristal que atravesó | Los informes incluyen las declaraciones de testigos, de la empresa y el centro comercial

El gran susto del fin de semana en Córdoba, la caída de un niño de cinco años desde una altura de más de cuatro metros en el centro comercial El Arcángel, ya está en los juzgados. El domingo por la noche, agentes de la Policía Nacional trasladaron los atestados al juez. El suceso ocurrió el sábado, hacia las 20.00, cuando el menor atravesó un cristal mientras jugaba con un cochecito eléctrico. Se trataba de una atracción de alquiler del centro comercial. Con ella terminó atravesando el cristal y cayendo desde la primera planta. El niño sufrió traumatismo torácico y fue trasladado de urgencia al hospital Reina Sofía.

Esa noche, la Policía Nacional interrogó a testigos presenciales del suceso y a los empresarios responsables de la empresa de las atracciones y del propio centro comercial. Las declaraciones están ahora en la mesa del juez, aunque todavía se está a la espera de los informes de la Policía Científica. Este departamento ha estudiado tanto el cristal que atravesó el niño como el cochecito eléctrico. La atracción ya ha sido devuelta a los propietarios de la empresa.

Algunos testigos del suceso contaron el sábado que el crío iba subido en la atracción cuando, por razones que se desconocen, chocó contra el cristal de la barandilla y saltó desde la planta superior. Las mismas fuentes señalan que cayó sobre una pequeña caseta informativa de una empresa aseguradora que amortiguó su golpe, antes de aterrizar en el suelo.

Etiquetas
stats