Plan de Choque: Servicios Sociales creará una oficina del Covid-19, dotada con seis auxiliares

Isabel Albás y José María Bellido | RAFA MELLADO

La Delegación de Servicios Sociales del Ayuntamiento creará una oficina del Covid-19 que contará con seis auxiliares que se encargarán de tramitar las justificaciones de las ayudas que ya se han otorgado por la vía de urgencia a familias vulnerables durante el primer mes y medio de estado de alarma, para así liberar al personal de esta tarea.

La primera teniente de Alcalde Isabel Albás ha sido la encargada de desgranar las ayudas sociales que van incluidas dentro del Plan de Choque contra el coronavirus impulsado por el Ayuntamiento de Córdoba tras pactarlo con los agentes sociales y económicos. Ha sido en una rueda de prensa telemática en la que el alcalde, José María Bellido, ha informado de como será el apartado sociosanitario, dotado con 2,4 millones.

La respuesta social incluida en el plan de choque será de algo más de 4 millones de euros, y consistirá, en gran medida, en aumentar las partidas incluidas en los presupuestos de la Delegación de Servicios Sociales, así como implementar nuevas líneas de actuación. Entre ellas está la creación de una oficina del Covid-19 con personal nuevo que libere a los trabajadores de servicios sociales de la carga de trabajo administrativa asociada a las ayudas que ya han prestado en el último mes y medio.

Albás ha indicado que el plan de choque contempla una inversión de 1,7 millones de euros en recursos humanos para ampliar el personal de Servicios Sociales, que ya está trabajando, ha asegurado, en 38 nuevas incorporaciones. Otro órgano que se impulsará, del que no ha facilitado detalles, es el consejo local de solidaridad, que tiene por objetivo la lucha contra la pobreza y la exclusión en Córdoba.

Además, el Plan de Choque contempla aumentar el presupuesto de las partidas de emergencia en medio millón de euros respecto al presupuesto de 2020, hasta llegar a los 1,7 millones de euros. En este sentido, ha recordado que en 2019 la cantidad presupuestada fue de 1,05 millones, pero no se gastó ni la mitad, por lo que entiende que los 1,7 millones fijados son “suficientes para atender a las ayudas de emergencia”.

También aumentará el presupuesto en ayudas económico familiares, que pasa de 437.000 a 700.000 euros, y las Ayudas al alquiler, que se ampliarán hasta 1,2 millones de euros, al tiempo que ha anunciado que se mejorará el tiempo y la tramitación del pago de estas. En este apartado de mejora de la eficacia, ha concretado que se reformarán las bases de las ayudas de emergencia económico-familiares para que la misma unidad familiar pueda solicitarlas más de una vez y que se establecerá un circuito preferente para el pago de las ayudas de emergencia, incluyendo una modificación del plan de disposición de fondos si fuera necesario.

Asimismo, se priorizará en las ayudas a las familias que hayan perdido el empleo por causa del Covid-19, a las familias monoparentales, a las víctimas de violencia de genero o a los parados de larga duración sin ningún tipo de ayuda; se va a ampliar el tiempo de los programas de garantía alimentaria, mientras dure la crisis socia; y se creará una red solidaria de alimentos.

El plan también valora la puesta en marcha el plan de barrios vulnerables en el que estaba trabajando la Universidad Loyola, y que tenía un presupuesto inicial de 250.000 euros, así como la renovación del programa Integra de Sadeco, dotado con 1,3 millones de euros.

Albás ha anunciado que en las bolsas de trabajo municipal se va a priorizar a las personas más vulnerables; que se van a usar los fondos del Pacto contra la Violencia de género para fomentar los planes de igualdad en las empresas y que se va incluir este requisito en los baremos de ayudas del IMDEEC.

Etiquetas
stats