Piden a la Junta que desbloquee los huertos urbanos del Guadalquivir

.
La asociación de vecinos Amargacena denuncia que el gobierno andaluz tiene que pedir un trámite al Ayuntamiento para que se pueda cultivar una zona del Cordel de Écija

La Asociación de Vecinos Amargacena del barrio del Guadalquivir protestaron ayer y colocaron varias pancartas reivindicativas contra la Junta de Andalucía, a la que acusan de haber paralizado el proyecto de puesta en marcha de un conjunto de huertos urbanos en el Cordel de Écija, a unos metros del río Guadalquivir. Los vecinos, encabezados por el histórico dirigente de Izquierda Unida Manuel López Calvo, acusaron a la administración autonómica de haber paralizado unos trámites que se iniciaron en 2014.

En concreto, los vecinos expusieron que los huertos están construidos tras una inversión de unos 36.000 euros por parte del Gobierno andaluz. Así, la zona está vallada, hay una entrada preparada, existe un pozo, se han trazado calles y se han fijado las parcelas. Pero a día de hoy, todo está repleto de jaramagos secos y sin atisbo de actividad alguna. Por eso, un grupo de vecinos protestó ayer en la zona y colocó pancartas reivindicativas.

Su protesta está dirigida hacia la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, que es la responsable del proyecto. Según la presidenta de la asociación de vecinos Amargacena, tan solo queda un trámite: que esta Agencia pida al Ayuntamiento la “autorización del cambio temporal de uso” del solar. La parcela sobre la que se construyeron los huertos urbanos forma parte de un plan parcial, el del Cordel de Écija, pendiente por construir aún. De manera transitoria, la Junta decidió que una de las parcelas se podía destinar a la instalación de huertos urbanos, que supusiera una ayuda alimenticia a familias de la zona, para que pudieran autoabastecerse de hortalizas.

López Calvo, que fue jefe de gabinete de la Consejería de Vivienda cuando la dirigía Elena Cortés, achacó la paralización del proyecto al cambio de gobierno en la Junta, que se produjo en enero de este año. No obstante, precisa que la puesta en marcha de los huertos urbanos solo depende de ese trámite.

Los vecinos ya le han escrito a la Junta y han hablado con el Ayuntamiento. El Consistorio está dispuesto a facilitar el cambio temporal de uso de la parcela para que los huertos urbanos, que ocupan una superficie de 12.000 metros cuadrados, puedan empezar a ser regados y cultivados.

Etiquetas
stats