Piden 14 años para un hombre por violar y maltratar a su mujer, que logró huir

Fachada de la Audiencia Provincial de Córdoba | MADERO CUBERO
El acusado, con antecedentes por violencia de género, agredía constantemente a su pareja, con la que convivía en una caravana

La Fiscalía Provincial de Córdoba solicita una pena de 14 años y medio de cárcel para un hombre acusado de violar y maltratar a su pareja, que consiguió huir y pedir auxilio. Según consta en el escrito de calificación del Ministerio Fiscal, D. H. A., de 31 años, está siendo juzgado por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba por unos delitos que se remontan a noviembre de 2014.

Al acusado, que había sido previamente condenado cinco veces por delitos de violencia de género, inició una nueva relación a mediados de 2014, apenas un año después de salir de la cárcel. Desde entonces hasta el día de autos, el hombre maltrataba habitualmente a su pareja, según consta en el escrito de la Fiscalía. Así, constarían “empujones, golpes por todo el cuerpo, menosprecio, humillaciones constantes y amenazas”. Esta situación generó en la mujer “sentimientos de culpabilidad, inseguridad, infravaloración, pérdida de autoestima, dependencia, trastornos por ansiedad y sentimientos de culpa”.

El 12 de noviembre de 2014, el acusado tuvo una discusión con la mujer cuando regresaban de ver a sus padres “porque había mirado a otro hombre”, según la Fiscalía, que añade que después “en el transcurso de la mencionada disputa le agarró de los pelos y le dio un puñetazo a la altura del oído”.

Al día siguiente, y siempre según la acusación de la Fiscalía, cuando la pareja llegó a la caravana en la que residía, tras otra discusión el hombre le dio “patadas y puñetazos” a la mujer cada vez que ésta decía “que no había sido infiel”. El hombre “cogió una navaja y al ir a ponérsela al cuello la víctima se giró y recibió tres pinchazos en un brazo. Mientras le golpeaba , el procesado se dirigió a la víctima diciendo que era una puta, que le iba a tirar al pozo y que la tenía que matar, y que le iba a cortar la cabeza y luego el cuerpo a cachitos, y después le iba a llevar la cabeza a su padre”. Tras estas amenazas la mujer intentó huir, pero no lo logró.

Esa noche, según el escrito de acusación, el hombre le dijo a la mujer “que se quitara la ropa”, pero ante su negativa “le agarró del pelo y con ánimo libidinoso la penetró vaginalmente” a pesar de su fuerte oposición. A la mañana siguiente, el acusado le pegó patadas en las piernas a la mujer con unas botas con la punta de acero. Tras ello, la mujer convenció al hombre de que fuera a comprar tabaco. Al bajarse del vehículo, la mujer logró huir y pedir auxilio.

El hombre está acusado de cinco delitos: uno de malos tratos físicos y psíquicos habituales, tres de lesiones en el ámbito familiar y otro de agresión sexual. Además, tiene la circunstancia agravante de reincidencia en delitos por violencia de género.

Etiquetas
stats