La Paz ya cuenta con su primera marcha de Coronación

Nuestra Señora de la Paz y Esperanza, el Viernes de Dolores de 2018 | ÁLEX GALLEGOS

A más de un año para la Coronación Pontificia de Nuestra Señora de la Paz y Esperanza, la Dolorosa cuenta ya con su primera marcha por el gran acontecimiento que se vivirá en 2020. Se trata de Paz y Esperanza coronada, que ha sido compuesta por el jiennense Juan Rafael Vílchez Checa, que escribe de esta manera por segunda vez para la capital cordobesa.

La marcha fue estrenada en la noche de este sábado en la iglesia conventual del Santo Ángel (Capuchinos) por la Banda de Música Nuestra Señora de la Soledad, de Cantillana (Sevilla), que acompaña el Miércoles Santo a la Virgen de la Paz en su estación de penitencia a la Catedral. La nueva marcha es una obra propia de coronación con un carácter alegre y triunfal.

Al principio tiene el protagonismo un solo de trompeta, donde Juan Rafael Vílchez ha querido expresar una "plegaria del devoto de la Paz y Esperanza", según indicó a EL CIRINEO. A continuación empieza el primer tema de la marcha, muy melódico y en el que hay llamadas de cornetas. Tras el fuerte de bajos, otra parte muy bella de la marcha es el trío, que es dulce, y tras el cual concluye el autor con un tono triunfal donde de nuevo aparecen las cornetas y hay semejanza con el inicio de la marcha.

La idea de componer para la Paz surgió de un buen amigo de Vílchez, que se lo propuso y él aceptó gustoso y contento por poder dedicarle su trabajo a "una de las imágenes más queridas de Córdoba", lo que también ha supuesto para él "un reto", según sus palabras. Y es que, aunque ya conocía a la Virgen, cuando empezó a componer quiso trasladarse a Córdoba desde Sevilla, donde reside, "para conocerla mejor y desarrollar la marcha inspirándome en ella, pues no me gusta componer de manera libre, sino teniendo un motivo", expresó a este periódico.

Tras acercarse más a la Virgen, el resultado ha sido magnífico. Una gran marcha a la altura de la Paz y su gran devoción en la ciudad que el compositor espera que guste, como así ha ocurrido con la que es la séptima marcha dedicada a la Paloma de Capuchinos. Y es que al terminar de interpretar la nueva composición la banda de la Soledad de Cantillana, el público que llenaba Capuchinos aplaudió en pie.

Juan Rafael Vílchez es director titular de la Banda de música de Nuestra Señora del Rosario de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) y cuenta a sus 35 años de edad con más de una veintena de composiciones musicales. Así, tiene marchas en Jaén para las hermandades de la Amargura, a la que pertenece, y la Esperanza; y en Huelva ha escrito a la Virgen de la Victoria, de la que también es devoto. Igualmente ha compuesto para la Virgen de la Aurora de Sevilla, así como para la hermandad del Gran Poder de Málaga y para Gracia y Amparo y la Macarena de Almería, entre otras hermandades y Dolorosas. Para Córdoba, escribió a la Virgen de la Caridad en 2016.

Junto al estreno de Paz y Esperanza coronada, que dirigió su autor, la banda de la Soledad de Cantillana desarrolló un programa eminentemente cordobés e interpretó Paloma de Capuchinos, de Francisco Melguizo; Paz y Esperanza, de Martín Salas; La Sangre y la Gloria y Tras tu verde manto, de los cordobeses Alfonso Lozano y Rafael Wals, respectivamente; Reina y Pastora de Cantillana, de Cristóbal López Gándara; Siempre la Esperanza, de Jesús Joaquín Espinosa de los Monteros; y Saeta cordobesa, de Pedro Gámez Laserna.

Etiquetas
Publicado el
27 de enero de 2019 - 00:42 h
stats