El paro baja a niveles de 2010 gracias a la pérdida de población

Un trabajador en Córdoba | TONI BLANCO

Córdoba tiene ahora 900 parados menos que en 2010. Según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la provincia cerró el cuarto trimestre del 2016 con un total de 11.300 parados. En 2010 había 110.600, apenas 900 más, una cifra que está muy alejada del máximo que se alcanzó en 2013, cuando en la provincia había 139.700 desempleados. Pero, ¿cuál es la causa? ¿Se ha creado más empleo? Según la estadística, parece que no.

En estos seis últimos años, si hay un dato significativo es que Córdoba ha visto cómo se reducía drásticamente su población en edad de trabajar. El número de personas ocupadas (de trabajadores reales) es ahora muy inferior al de 2010. Entonces, en la provincia de Córdoba había con trabajo un total de 274.700 personas. En el último trimestre del 2016 la cifra era de 267.100: 7.600 trabajadores menos que hace seis años.

Es decir, en seis años el número de parados es muy similar, pero no así el número de trabajadores. Hay 7.600 empleados menos, por 900 parados más. La suma: en el último trimestre del 2016 hay un total de 8.500 parados más en números absolutos.

El descenso en el número de trabajadores se debe sobre todo a una grave caída de la población en general y de la población en edad de trabajar en particular. Es lo que se conoce como los activos. Así, según la EPA en el último trimestre del 2016 en la provincia de Córdoba había 378.500 activos (de los que casi un 30% reconocía que no tenía trabajo). Hace seis años en la provincia había 6.800 activos más que ahora.

La caída de la población se nota también en el número de inactivos de la provincia. Es decir, personas que están de baja o jubilados. En total, en la provincia cordobesa hay 276.600 inactivos en el último trimestre del 2016. Hace seis años había 2.800 inactivos más.

Por tanto, la pérdida de población (por el menor número de nacimientos, mayor de fallecimientos y también por una masiva emigración) es la que está provocando que se estén estabilizando en los últimos años las cifras de paro a niveles similares a los de 2010, cuando la crisis estaba empezando a apretar.

Por provincias, en Andalucía solo Jaén (con más del 30%) y Cádiz (con más del 33%) tienen una tasa de paro más alta que la de la provincia de Córdoba. La tasa de actividad vuelve a ser muy baja, del 57,77%, casi un punto menos que en el trimestre anterior.

La Encuesta de Población Activa es la estadística homologada con la Unión Europea para medir el nivel de desempleo en España. Su nivel es superior a la tasa de paro registrado que mes a mes ofrece el Ministerio de Empleo, ya que los economistas consideran que muchos de los parados de larga duración no se inscriben en las oficinas de desempleo y el retrato más fiel de la situación es precisamente la encuesta.

Etiquetas
stats