Obras para transformar en semipeatonales las calles que rodean a La Corredera

Entrada a la calle Pedro López desde la Espartería | MADERO CUBERO

El Ayuntamiento de Córdoba acaba de adjudicar la obra de remodelación de la calle Pedro López en el entorno de la plaza de La Corredera. Estos trabajos se unen a los ya iniciados en Gutiérrez de los Ríos que persiguen un objetivo: que estas vías que rodean a la gran plaza de la ciudad tengan una clara vocación semipeatonal, que favorezca el paseo y a la vez la accesibilidad de los vecinos a sus viviendas.

Estas obras están financiadas con el plan de Mi Barrio es Córdoba y han sido adjudicadas a la misma empresa, que podrá desarrollarlas prácticamente a la vez (aunque la primera ya ha arrancado). En concreto, Firprosa se encargará también de la remodelación de la calle Pedro López desde Rodríguez Marín (Espartería) hasta la propia Gutiérrez de los Ríos, entrando también en la plaza del Tambor y la calleja Especieros. Eso sí, quedará pendiente la remodelación de la calle Juramento.

Las obras adjudicadas tienen un presupuesto de 253.000 euros y un plazo de tres meses. En principio, la reforma completa de todo este eje clave en el entorno de La Corredera tiene que estar concluida para después del verano, siempre que la constructora cumpla con el cronograma diseñado por el Área de Infraestructuras.

La calle Pedro López en el distrito Centro delimita el barrio de San Pablo-San Andrés del barrio de San Pedro y tiene su inicio en la calle Rodríguez Marín y desemboca en calle Gutiérrez de los Ríos, siendo su trazado sinuoso y de sección variable. La longitud total de la zona de actuación es de 275 metros líneales y en ella desembocan las calles Tundidores, Huerto de San Pablo, plaza del Tambor y calle Especieros, ejecutándose también estas dos últimas.

El ancho total de la calle varía entre los tres metros y los 8,20. Las aceras también tienen una sección variable no cumpliendo con el ancho mínimo normalizado, por lo que van a ser totalmente desmontadas. La solería existente de baldosa hidráulica, está en muy mal estado debido al paso del tiempo y como consecuencia de la invasión de las aceras por los coches ó por los accesos no acondicionados de los garajes existentes, la calzada es de adoquín.

Las obras a ejecutar en la calle Pedro López consisten en la demolición del acerado y la calzada existente. Al ser el ancho de la mayoría de los tramos de la calle inferiores a seis metros de anchura se le dará un uso semipeatonal, ya que al no poder realizarse dos aceras con dimensiones mínimas, el nivel de la calzada se igualará con el del acerado y se creará una plataforma única, destaca el proyecto de obra, al que ha tenido acceso este periódico.

La zona central de la calle se pavimentará con adoquín de granito rosa, recuperándose el existente siempre que sea posible. Esta zona posee actualmente un alumbrado poco eficiente, por lo que se proyecta la instalación del alumbrado necesario para cumplir con las necesidades mínimas requeridas en cuanto a visibilidad y seguridad para los viandantes y vehículos que circulan diariamente por la zona.

Etiquetas
Publicado el
4 de mayo de 2019 - 08:00 h
stats