El obispo y las cofradías suspenden oficialmente las procesiones de la Semana Santa 2021

El obispo, Demetrio Fernández (centro), en la reunión con la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba.

Oficialmente, han quedado suspendidas las procesiones de la Semana Santa 2021 en Córdoba. La celebración tradicional de la Semana Santa en seguía en el aire, de ahí que en la mañana de este domingo 31 de enero, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha mantenido una reunión con los hermanos mayores y miembros de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de la ciudad y el delegado Diocesano de Hermandades y Cofradías para valorar cómo se celebrará la Semana Santa en tiempo de pandemia.

Ante la pregunta de si habría o no Semana Santa este año, el obispo ha respondido con toda claridad: “Sí, hay Semana Santa este año. No podemos vivir sin Semana Santa. No podemos dejar de celebrar los misterios centrales de nuestra fe cristiana. No podemos reprimir la expresión popular de tales misterios, aunque no podamos expresarlos con todo su esplendor. No puede haber procesiones por las calles, no puede haber grandes aglomeraciones de fieles. Celebraremos estos misterios en las respectivas sedes de los Titulares y en la Santa iglesia Catedral, punto de confluencia de la comunidad cristiana en Córdoba”, ha dicho en un comunicado

El obispo ha defendido que la Iglesia no puede vivir sin la celebración de la Pascua. “Cada semana, cada domingo viene hasta nosotros el gran misterio de Cristo en la celebración de la Santa Misa, en la que escuchamos la Palabra de Dios y comulgamos el Cuerpo vivo y glorioso de nuestro Señor. Ahí se va construyendo la Iglesia, nos vamos incorporando a la misma y nos hacemos testigos de Cristo en el mundo con el compromiso de transformarlo para hacer un mundo nuevo”, ha explicado el pastor de la Diócesis recordando también que los misterios centrales de nuestra fe cristiana los celebramos anualmente en el Triduo Pascual, con la precedente preparación de Cuaresma y la consiguiente celebración festiva de la Pascua hasta Pentecostés.

Directrices para esta Semana Santa

Ante la celebración anual de la Pascua 2021, tanto los representantes de la Agrupación de Cofradías como el obispo, han querido expresar cuatro aspectos relevantes para vivirla. Por un lado, el obispo ha insistido en la celebración de los misterios centrales de la fe cristiana: pasión y muerte, resurrección y gloria de nuestro Señor Jesucristo, donde se renueva la vida cristiana, en todas las parroquias, iglesias y en la Santa Iglesia Catedral. “La Cuaresma nos irá preparando para este gran acontecimiento”, ha afirmado.

Asimismo, ha profundizado en la llamada piedad popular. “En nuestra tierra andaluza, la celebración de estos misterios centrales de nuestra fe adquiere una expresión de piedad popular muy arraigada en las costumbres de nuestro pueblo. No podemos dejar de expresar esa piedad popular, tenemos que encontrar formas de expresión y de vivencia de esa fe popular en el marco de las restricciones que nos imponen las circunstancias y las autoridades sanitarias”, ha instado el prelado.

Respecto a lo que debe realizar cada cofradía, se ha invitado a los miembros de éstas a organizar en su sede los cultos a sus sagrados Titulares, bajo la dirección del gobierno de la Cofradía y del consiliario. “No debe menguar el fervor en el corazón de los hermanos cofrades, aunque no adquieran todo su esplendor las expresiones externas de esa piedad popular”, ha trasladado el obispo a los Hermanos Mayores.

En la ciudad de Córdoba, la Agrupación de Cofradías y Hermandades, en colaboración con el Cabildo Catedral, señalará en fecha próxima las distintas actividades de piedad popular, viacrucis y actos en cada uno de los días de Semana Santa, que se celebrarán en la Santa Iglesia Catedral como espacio sagrado de amplias dimensiones que permite los actos que se programen, guardando las distancias y las medidas de seguridad que nos imponen las autoridades sanitarias, comunicó a la asamblea monseñor Demetrio Fernández.

Un mensaje de esperanza

La pandemia que afecta al mundo entero tiene frenada la vida social, de manera que “hemos de evitar los contactos para evitar los contagios”. “Pidamos a Dios que nos libre de esta epidemia, para que podamos llevar una vida ordinaria y podamos expresar y vivir las dimensiones humanas de la existencia. Y junto a nuestra oración, hacemos caso a las autoridades sanitarias, que buscan el bien común con sus normativas”, ha resaltado el Obispo al tiempo que ha pedido que no decaiga el fervor cristiano hacia los Sagrados titulares. “Esperamos que estas restricciones obligadas nos ayuden a profundizar en el sentido de nuestra vida cristiana, en la importancia para nuestra vida y para la vida de nuestro pueblo de la celebración de nuestra fe, tanto en la liturgia como en la piedad popular. Y desde esa fe profunda salgamos al encuentro de nuestros hermanos que sufren”, ha expresado.

Etiquetas
Publicado el
31 de enero de 2021 - 12:53 h
stats