Nueve conductores denunciados por dar positivo en alcohol durante el fin de semana

Un agente de la Policía Local en un control de alcoholemia en la ciudad | MADERO CUBERO

La Policía Local de Córdoba ha denunciado durante el fin de semana del 15 al 18 de marzo a un total de nueve personas por conducir bajo los efectos del alcohol, de las cuales dos han arrojado tasas de alcoholemia de carácter penal, según la información facilitada por la Delegación de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento.

De las intervenciones del fin de semana cabe destacar que agentes de la Policía Local han realizado un total de 195 pruebas dentro de los controles preventivos para detectar conductores que circulen bajo los efectos de bebidas alcohólica o drogas. Éstas se han saldado con un resultado de cinco positivos de carácter administrativo. Igualmente, según recoge la información policial, se han producido otras intervenciones con conductores en diversos puntos de la ciudad en los que se pudo detectar la conducción bajo los efectos del alcohol.

Concretamente en la noche del 16 de marzo a las 21:15 horas, se atendió a un requerimiento en la Barriada de El Higuerón con resultado de positivo penal. La intervención se produjo al ser sorprendida una persona que no respetaba dos semáforos en rojo en la calle principal de dicha barriada. Por otro lado, a lo largo de la madrugada del 16 al 17 de marzo fueron interceptados varios conductores por haber sido sorprendidos cometiendo una infracción de tráfico o por una conducción sospechosa, por lo que se les sometió a las pruebas de detección alcohólica.

Uno de ellos arrojó un resultado de positivo administrativo en la Avenida del Aeropuerto y otro arrojó un resultado de positivo penal en la Avenida de los Piconeros, con 0,99 y 0,98 gramos por litro de aire espirado. En ambos casos se procedió a la instrucción de diligencias a la autoridad judicial por tales hechos. Lo mismo fue necesario en otra intervención en la que el conductor fue sorprendido cometiendo una infracción de tráfico, pero, en este caso, al negarse a ser sometido a las pruebas de detección, se instruyeron diligencias por este hecho.

Por último, otra persona fue sorprendida conduciendo un ciclomotor en Avenida de Barcelona, y que acabó en Comisaría porque contaba también con una orden de detención.

Etiquetas
stats